Mientras Michelle Obama se prepara para abandonar la Casa Blanca, ha estado hablando públicamente de lo ansiosa que está de volver a la vida normal. Quiero abrir mi puerta sin discutirlo con nadie y sólo caminar , dijo a Oprah Winfrey el año pasado.

También ha dicho que quiere sentarse en un patio, pasear por una gran tienda y abrir una ventana en su casa: todo lo que no ha podido hacer durante ocho años.

Sin embargo, un equipo ya está sentando las bases para lo que probablemente sea una agenda algo más ocupada luego de salir de la Casa Blanca para la popular primera dama, quien ha señalado su entusiasmo por continuar su trabajo de promoción de los últimos años y ha demostrado ser una voz convincente en la política de EU.

Después de un largo descanso, Michelle Obama planea empezar a trabajar con un pequeño personal que se mudará a unas oficinas en Washington. El grupo estará dirigido por Melissa Winter, la primera directora adjunta de personal de la primera dama. Ayudante veterana de Capitol Hill, Winter fue la primera contratación de la primera dama durante la campaña del 2007 de su esposo.

Mel ha estado a mi lado desde el primer día. Realmente no hay nadie en quien pueda confiar más para ordenar el caos y tener una idea desde el inicio hasta la ejecución , dijo Michelle Obama en un correo. Durante la última década, ella ha sido una de mis asesoras y amigas más queridas , expuso.

La sombra del comandante en jefe, por su naturaleza, hace que el trabajo de una primera dama sea más pequeño. Pero la pospresidencia ha sido una oportunidad para que algunas ex primeras damas encuentren nuevas misiones, y los próximos movimientos de Michelle Obama serán en gran medida su decisión.

En este momento es un plato vacío , dijo Winter. Realmente, creo que lo más importante es darle tiempo para respirar y aclimatarse a ser una ciudadana de nuevo, sabiendo que no tiene que decirle a la gente a dónde va a ir y no tenemos que buscar asesoría si va a caminar alrededor de un museo .

Después de eso, tenemos espacio (y una idea del tamaño del personal) que la Sra. Obama necesitará, dijo Winter. Porque ella no es el presidente, no sentimos el mismo sentido de urgencia para estar en funcionamiento tan pronto como la administración termine.

Laura Bush describió sus primeras semanas en casa después de que la presidencia de su esposo terminara como un alivio. Me metía en la cama por la noche y pensaba: ‘Oh, ¿ahora qué tengo que hacer mañana?’. Entonces respiraba profundamente y pensaba: ‘No tengo que hacer nada mañana’ , dijo a The Washington Post en el 2014.

Michelle Obama también necesita tiempo para sentir lo que se siente estar aburrida , dijo Winter, aunque agrega que hay un hambre por su voz en la vida pública.

Cuando esté lista, nuestro grupo se reunirá y haremos una estrategia, y hablaremos de lo que será el primer evento para la nueva

Michelle Obama. ¿Cómo queremos que se sienta y cómo quiere sentirse? , preguntó Winter.

Su estrategia general para la siguiente fase de Michelle Obama es a veces, menos es más (…) Ella tiene una voz tan poderosa que no tiene que aumentar con muchas cosas , dijo Winter.

La familia Obama también necesitará ingresos para mantenerse, así como el personal de la Casa Blanca que están construyendo. Michelle Obama, quien fue la primera sostén de su familia, no ha tenido sueldo en ocho años. Por dinero, las ex primeras damas y presidentes han aceptado ofertas pagadas para hablar en público no siempre sin controversia además de defender sus causas favoritas.

Mientras tanto, el presidente ha dicho que su esposa está trabajando en sus memorias otro típico proyecto generador de ingresos para las primeras familias que se espera que genere un avance multimillonario. Probablemente en un futuro (hay) muchos libros de ella , dijo Winter. Creo que sería una maravillosa autora de libros infantiles, pero no hemos establecido un proceso para eso, sino que sería una forma natural de exhalar una experiencia como ésta , agregó.

Ahora que ha celebrado sus últimos eventos oficiales Michelle Obama, la preocupación más apremiante de Winter es pasar de la Casa Blanca a la casa que los Obama alquilarán en el vecindario Kalorama de Washington. La familia permanecerá en la ciudad por lo menos dos años, mientras que su hija Sasha termina la secundaria.

Winter fue clave en la Casa Blanca, cuidando el tiempo que los Obama pasaban juntos como familia y supervisando las múltiples agendas de la primera dama un trabajo centrado más en la logística que en la política .

Winter prácticamente ha vivido con Michelle Obama desde febrero del 2007, primero en Chicago y después en la Casa Blanca, dijo Tina Tchen, jefa de personal de la Casa Blanca de la primera dama. (Tchen no permanecerá con Obama en la pos-presidencia, pero planea regresar a Chicago, donde fue abogada corporativa y la primera impulsora política de Barack Obama).

Winter sabe lo que necesita (la Sra. Obama) los fines de semana. Sabe lo que las chicas necesitan, y tiene una relación no sólo con la Sra. Obama, sino con toda la familia , dijo Tchen. Y ahora, después de este largo período de tiempo, (ella) puede anticipar qué tipo de cosas necesitan saber sobre ella .

También tiene una memoria inu­sual sobre los acontecimientos y el guardarropa de Michelle Obama.

Nos sentaremos y haremos la preparación del discurso y la señora Obama estará reflexionando y diciendo que tal vez debería ser un poco distinto y no va a recordar muy bien el evento anterior, dijo Tchen. Mel podrá decir: ‘Estabas aquí y usabas el vestido marrón con el moño’ .

Siento que siempre he trabajado para una familia antes que para una primera dama , dijo Winter. Lo he hecho mi prioridad cuando estamos en reuniones y haciendo planes a largo plazo, (recordando) cosas como actuaciones de ballet, eventos deportivos, conferencias de padres y maestros. Todas esas cosas eran prioridad . Ella también conoce los dispares grupos de amigos de Michelle Obama y la ha ayudado a moverse fácilmente por Washington para tomar clases, conciertos, fechas en restaurantes y paseos por Rock Creek Park un circuito que probablemente continúe mientras permanezca en Washington como ciudadana.

Washington es para los políticos como Los Ángeles a los actores, en algún momento se vuelven menos interesantes , dijo Winter sobre la experiencia de Obama. Ella va por toda la ciudad a diferentes clases de Soul Cycle, la gente la ve casi como si hubiera pasado de moda. La gente ya no necesariamente saca sus teléfonos, y definitivamente no se acercan a ella .

Michelle Obama dijo a Winfrey que ha renunciado a cualquier esperanza de anonimato, pero espera encontrar una nueva normalidad.

Espero encontrar una manera de comenzar a trabajar sin problemas en mi camino hacia una vida normal , agregó.

Krissah Thompson es colaboradora para The Washington Post.

erp