A raíz del ataque perpetrado en un Walmart en El Paso, que dejó 22 muertos entre ellos ocho mexicanos y varios heridos, el gobernador de Texas Greg Abbott, anunció la creación de una fuerza especial contra el terrorismo interno.

Dicha medida fue reconocida por el gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), ya que permitirá investigar a agrupaciones relacionadas con grupos supremacistas raciales y combatir los crímenes de odio en el Estado sureño estadounidense.

“La SRE coincide con la necesidad de hacer un frente para ayudar a erradicar ideologías extremistas y de odio que nutren la violencia, tal y como lo mencionó el gobernador Abbott al informar sobre la medida anti-terrorista, a raíz del tiroteo contra mexicanos ocurrido en El Paso que ha cobrado la vida de veintidós personas”, puntualizó la cancillería mexicana en un comunicado emitido horas después de conocerse el anuncio desde Texas.

 

De acuerdo con Abbott, la comisión estará conformada por un grupo de expertos que analizará y brindará asesoramiento sobre estrategias para maximizar la capacidad de aplicación de la ley, para protegerse contra los actos de terrorismo doméstico. Se espera que las reuniones sean trimestralmente y la primera sesión se celebrará el viernes 30 de agosto en la cual participará el gobernador.

Además, el gobernador ordenó al Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) que tome medidas inmediatas para combatir cualquier forma de terrorismo doméstico en Texas.

“Nuestra principal prioridad es mantener seguros a los tejanos en sus comunidades. Parte de esa misión es combatir el terrorismo interno y erradicar las ideologías extremistas que alimentan el odio y la violencia en nuestro estado”, afirmó Abbott.