El director del Instituto México en el Wilson Center en Washington respondió vía correo electrónico a las preguntas de El Economista.

¿México vivirá en tensión permanente durante los próximos cuatro años?

No hay duda de que la incertidumbre será un factor constante con la administración Trump. Él mismo nos avisó durante su campaña que nunca será predecible en su política exterior.

¿Sólo lo hará con México?

No necesariamente. Lo que la administración Trump hará en el escenario global, en cuanto a comercio y seguridad, también tendrá grandes implicaciones para Mexico.

¿Su fracaso en la construcción del muro, al menos a corto plazo, podrá replicarse con el tema del TLCAN, en este caso, debido a los beneficios que genera a los tres países?

Creo que con el fracaso sobre el financiamiento del muro, el presidente Trump tiene que ganar algo en relación con Mexico para satisfacer a los votantes a quienes les hizo promesas durante la campaña.

¿Vislumbras cambios mayúsculos en la renegociación del TLCAN?

Es muy incierto todavía lo que las negociaciones van a producir. Mi apuesta es que, con motivo del horizonte político acortado por las elecciones (legislativas de EU) del 2018, tendremos cambios menores.

¿Qué lecciones deja a la relación bilateral la llegada de Trump a la Casa Blanca, principalmente a la academia, al gobierno y a la sociedad?

Para mí la lección más importante es que México, más que nunca, figura como un elemento importantísimo en la política interna de Estados Unidos. Esto tiene implicaciones negativas (migración, movimiento anticomercio) y positivas (el gran número de actores que han salido a apoyar a México durante estos tiempos tan difíciles).

¿Crees que Trump, con su visión hipernacionalista, es el primer presidente de nuestra época contemporánea en renunciar al liderazgo de la política global?

De nuestra época, sí; sin embargo, la tentación aislacionista siempre ha estado presente en Estados Unidos. Normalmente (el aislacionismo) se ha manifestado por medio del Congreso.

¿Notas algún cambio en los esfuerzos de Luis Videgaray en la atención consular?

Sí, lo más importante: la difusión de información para migrantes y el apoyo en cuanto a servicios legales en casos de deportación.

¿Qué actividades ha desarrollado el Wilson Center desde la llegada de Trump?

Entre lo más importante, la publicación de dos libros enfocados en la relación bilateral. El primero, Working together, enfatiza la importancia económica de Mexico para la prosperidad y empleo en EU. El segundo, Charting a new course, es una colección de ensayos proponiendo un agenda mas constructiva para la relación bilateral. También nos hemos enfocado en educar a distintos grupos en todo EU sobre México, por medio de pláticas, conferencias, videos y publicaciones.