Ciudad de México. Luego de que una agenda dinámica entre México y China en materia económica y un incremento en intercambios educativos y culturales marcara el 2019, el gobierno de López Obrador priorizará este 2020 el fortalecimiento del diálogo político con China, además de buscar canalizar inversión a sectores productivos con mayor necesidad y potencialidad, puntualizó en entrevista el embajador de México en el gigante asiático, José Luis Bernal Rodríguez.

—¿Cuáles serán los temas de la relación entre México y China que marcarán la agenda?

Empezaremos el primer trimestre del 2020 con los mecanismos de diálogo político y diálogo estratégico; está planteado para mediados de año la Reunión de la Comisión Binacional, mientras que en el marco de la presidencia pro tempore de México en Celac se buscará tener una reunión ministerial con China.

—En cuanto al comercio, ¿qué estrategia buscará México implementar?

Hay una necesidad de emparejar la balanza comercial. en el 2019, el comercio bilateral alcanzó los 100,000 millones de dólares con inversiones crecientes de empresas chinas en México, sobre todo en sectores de manufactura, tecnología —fundamentalmente en el área de telecomunicaciones y producción de electrónicos y electrodomésticos. Se emprenderán estrategias para promover una mayor participación de exportaciones mexicanas a China.

—¿Qué sectores industriales buscará México impulsar con la inversión china?

Sí, estamos tratando de canalizar la inversión en sectores productivos que tienen mayor necesidad y mayor potencialidad en México; es decir, queremos potencializar el crecimiento en las regiones de México que han tenido menos desarrollo en los últimos años o décadas.

Con el apoyo de la inversión de empresas chinas, buscamos generar más empleos y aplicar mayores beneficios a las comunidades locales; para ello, se generó un listado de sectores en los que estamos tratando de provocar más inversión. Por ejemplo: energías renovables de la movilidad eléctrica que tiene que ver con la producción de autos eléctricos y las baterías, los tranvía o trolebuses; es manufactura avanzada que tiene que ver con la integración de cadenas de valor, también en materia de telefonía y de biotecnología.

—¿Cómo puede México aprovechar la tensión comercial entre China y Estados Unidos?

México le pone especial interés a este asunto porque hay que recordar que EU es nuestro primer socio comercial mientras que China es nuestro segundo socio comercial, estamos vinculados íntimamente con los dos países y, más que decir aprovechar, nos preocupa primero que se resuelva por un buen cauce de negociación, que haya buenos acuerdos y que en ellos se tome en cuenta de las dos partes esta vinculación que se tiene con México para que sigamos generando cadenas de valor porque nos interesa mantener un entorno internacional abierto al comercio, a la inversión, con cooperación, con transparencia, con diálogo.

—¿Qué otros sectores se promoverán?

Estamos hablando de diseñar algunas estrategias novedosas de promoción turística, pues hay que recordar que de los más de 150 millones de chinos que salen al exterior cada año, estamos captando una proporción muy baja de ese turismo y queremos captar una mayor proporción. En otros campos, estamos sugiriendo nuevos acuerdos entre universidades de sectores específicos sobre todo de capacitación tecnológica y estamos dando una importancia fundamental a la promoción cultural para que por esta vía también el pueblo chino conozca más lo qué es México.

Tenemos un grupo muy importante trabajando entre los dos países en el ámbito de las nanotecnologías y esto nos pasa al capítulo complementario que es el de los intercambios académicos.

además, el programa bilateral de becas crecerá este año en 20 por ciento.

[email protected]