La comunidad de Madrid restringirá la entrada y salida de los ciudadanos en las áreas gravemente impactadas por una nueva ola de contagios por coronavirus, lo que afectaría a más de 850,000 personas, dijo el viernes la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso.

La autoridad indicó que el acceso a los parques y áreas públicas será restringido, y que las reuniones se limitarán a seis personas, pero que no se impedirá que los ciudadanos se trasladen por trabajo.

Madrid es la región más afectada de España, registrando el mayor número de casos en Europa Occidental.

"Hay que evitar el estado de alarma y el confinamiento, porque eso es el desastre económico", dijo Ayuso en una rueda de prensa.

abr