En las elecciones legislativas italianas del pasado domingo 4 de marzo, las fuerzas populistas Movimiento 5 Estrellas y Liga fueron los dos partidos que obtuvieron el mayor número de votos. Paolo Pagliai, rector de la Universidad Alta Escuela para la Justicia valora para El Economista el resultado electoral como “última parada del sistema”.

¿Por qué los resultados representan la “última parada del sistema”?

El Partido Democrático (PD), es decir el de centro-izquierda, perdió desde las elecciones europeas a hoy 20 puntos. Estamos hablando de una caída de 50 por ciento. Es una caída vertical sin antecedentes.

¿Qué elemento detonó la debacle del PD?

El centro-izquierda ha sido siempre más centro y siempre menos izquierda. Se ha encargado de mantener el status quo, inclusive, en Italia el centro izquierdo ha hecho el trabajo sucio del centro derecha.

¿Un ejemplo?

La reforma laboral que, hasta que gobernó Berlusconi, no la hicimos. La izquierda llenaba las plazas (de manifestantes) y el gobierno de Berlusconi no podía hacer la reforma laboral. Llega el centro-izquierda y la primera cosa que hace es la reforma laboral que quería Berlusconi con la diferencia de que ya no había nadie en las plazas.

El Movimiento 5 Estrellas fue le partido más votado en las pasadas elecciones (32 por ciento). ¿Qué perfil promedio tiene quien votó por él?

Mucha izquierda, mucha derecha. Es el voto del postmuro. El muro cayó hace 29 años, pero hoy se empieza ver ese muro. Se trata de una generación totalmente libre de ideología. Lo que busca en la política es la limpieza. Está harta de la corrupción de la política; está harta de los juegos sucios, por debajo del agua.

Los jóvenes desempleados se hartaron de Bruselas y de la política en general.

Sí.

Hoy la Whirlpool se va de Italia para ir a Eslovaquia. Es decir deja a 8,000 familias italianas sin trabajo para irse a otro país de la Unión Europea, ¡cómo es posible!

Hay zonas en Italia en donde es inaudito el índice de desempleo juvenil.

En Nápoles, 50% de los jóvenes no tienen trabajo. El sur de Italia es un desastre como también lo es el sur de España y el sur de Grecia.

¿Los integrantes del Movimiento 5 Estrellas son eurófobos?

Se llaman europrudentes; después de las posibles secuelas del Brexit ya no son eruescépticos, sino europrudentes.

Hay quienes ubican los resultados de las elecciones italianas entre un Brexit y Trump.

La gente está harta de la Unión Europea como está. Yo mismo he colaborado en la construcción de un programa de una lista (partido que participó en las elecciones) que no logró un buen resultado. El programa que hice pedía la renegociación de la mitad de los tratados europeos.

Por lo menos, la mitad de los tratados europeos violan la Constitución italiana.

El partido xenófobo, Liga, aplicó un sorpasso a Forza Italia de Berlusconi. Nació siendo un partido independentista, ¿ha cambiado su discurso?

Sí, rebasó al partido de Silvio Berlusconi quien quedó cinco puntos debajo. La Liga  tiene el mismo número de votos que el Partido Democrático, ya es un partido grande. Recoge el consenso no sólo en el norte del país, también en el sur. Sí ha cambiado de discurso, por ejemplo, ya no quiere salir del euro. Los partidos que cuestionan al euro quieren una doble moneda. Una interna y otra para usarla con el exterior.

¿Ves alguna posibilidad de coalición que logre el 40% necesario para formar gobierno?

Sí, aunque sería un terremoto: 5 Estrellas con la Liga. Ambas, unidas, superanlos 40 escaños. De lograrlo, podrían cortarle la cabeza al PD. Alguien ya lo propuso.