Bogotá. El líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Alfonso Cano, logró escapar del bombardeo a que fue sometido su campamento el miércoles anterior, informó el presidente Juan Manuel Santos.

El mandatario colombiano aseguró en rueda de prensa que por las pruebas halladas en el sitio, el jefe guerrillero dejó la mitad de sus cosas y "salió corriendo", pero es perseguido aún por la tropa.

"La instrucción es arreciar y continuar con la ofensiva porque cada miembro de las FARC va ir cayendo tarde o temprano", sentenció Santos, al entregar detalles de la operación militar contra Cano.

El jefe de Estado colombiano dijo que se trató de un operativo exitoso, el cual fue posible gracias a información que entregó al Ejército "su propia gente, que lo está delatando", sobre su ubicación.

Detalló que por los datos que recibió la Fuerza Pública, se hizo una operación entre Páez y Nataga, en los límites de los departamentos de Huila y Cauca, donde "está comprobado que allí durmió Alfonso Cano".

"Es la tercera vez que hemos estado a punto de agarrarlo. Lo sacamos de su área de operaciones tradicional", dijo Santos, tras señalar que el jefe de las FARC logró escapar, pero es objeto de una intensa persecución.

Santos entregó los resultados del bombardeo al campamento de Cano, en la zona andina colombiana, tras inspeccionar este domingo con el alto mando militar el área donde se desarrolló el operativo.

"Nuestras Fuerzas Militares y de Policía están a la ofensiva y en ese sentido lo que ha sucedido en estos días, ha sido otra operación contra Cano, quien se voló en un espacio de 12 horas", puntualizó el mandatario.

EISS