Bogotá. El naciente partido político de las FARC anunció el jueves que no tendrán candidato presidencial por el estado de salud de su líder político, Rodrigo Londoño alias Timochenko, quien se recupera de una cirugía cardiaca.

En un comunicado de siete puntos, el ahora partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común señaló que “circunstancias ampliamente conocidas por la opinión pública sobre el proceso de recuperación de nuestro candidato Timo tras la cirugía practicada (miércoles), unidas a las ya señaladas sobre los rasgos de la contienda electoral, nos han llevado a declinar nuestra aspiración presidencial”.

Pero no ha sido ese percance lo que más ha incidido en la decisión.

“Nos vimos obligados a una suspensión temporal de la campaña por la ausencia de garantías y, particularmente, por los ataques”, leyó Iván Márquez, vocero político de las FARC y candidato al Senado documento de la exguerrilla, durante una rueda de prensa. De acuerdo con ese texto, sectores del Centro Democrático, el partido del expresidente de Colombia Álvaro Uribe, “amenazaron la integridad personal” de Londoño y llevaron a pensar que “se podría estar fraguando un magnicidio”.

En otra parte de la nota indicaron que desde la firma del acuerdo de paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos en el 2016 “han sido asesinados más de 50 exguerrilleros o familiares suyos y más de 250 líderes sociales”.

Horas después, Santos señaló a la revista Semana que “el hecho de que ahora se retiren es comprensible, entre otras cosas porque es una operación de corazón abierto y me alegra mucho que le fue bien. Es una operación de marca mayor y yo sé qué es hacer campaña y que es muy difícil”.

sólo 1% de intención de voto

El ex grupo guerrillero no pudo posicionarse en la competición electoral por diversos factores políticos; 1% de la intención de voto que le asignaban las encuestas.

Analistas dicen que no será fácil que otro candidato presidencial reciba el apoyo abierto de la FARC debido al rechazo que genera ese movimiento en la opinión pública por su pasado de asesinatos, secuestros y ataques en medio del conflicto, además de la escasa votación que le aportaría.

La postulación de Londoño, más conocido como Timochenko por su antiguo nombre de guerra, generó rechazo en un amplio sector de una conservadora sociedad, que está dividida entre quienes apoyan la llegada de los excombatientes a la política y los que quieren verlos encarcelados.

La víspera, Timochenko, de 59 años y que lleva siete días internado en una clínica de Bogotá, fue intervenido quirúrgicamente por problemas coronarios. Horas antes de la cirugía había escrito en Twitter: “Ratifico mi entrega a la paz y a la reconciliación, ahora con el corazón más fuerte”.

El histórico acuerdo de paz con el gobierno de Santos permitió a los excombatientes de las FARC convertirse en un partido político a cambio de desarmarse y confesar los crímenes cometidos durante más de medio siglo de enfrentamientos.

El conflicto armado con las FARC dejó más de 250,000 muertos, otros 60,000 desaparecidos y más de 7 millones de desplazados en todo el país.