Videos del perturbador comportamiento de la policía han ayudado a dar forma a una conversación nacional sobre la aplicación de la ley con los afroamericanos y el problema del uso excesivo de la fuerza. Así que esperemos que las imágenes de una chica negra de secundaria que fue lanzada a través del aula en Carolina del Sur galvanice una discusión similar sobre la disciplina escolar. Aquí está el problema: los estudiantes negros y otras minorías son mucho más propensas que los blancos a ser suspendidos, expulsados y como se mostró tan dolorosamente en ese salón de la clase de matemáticas incluso a ser arrestados por delitos similares.

El delegado del sheriff cuyo brutal manejo de la estudiante de la secundaria Spring Valley en el Condado de Richland se difundió en medios sociales ha perdido comprensiblemente su trabajo por el uso excesivo de la fuerza. El delegado [Ben] Fields no siguió el entrenamiento adecuado, no siguió el procedimiento adecuado, cuando lanzó a la estudiante a través de la habitación , dijo el alguacil del condado de Richland, Leon Lott, en una conferencia de prensa el 28 de octubre pasado. Al mismo tiempo, sin embargo, el sheriff indicó que cuando se les convoca por las escuelas hay una respuesta policial.

NOTICIA: Prohíbe entrega de equipo militar a policías locales

Esto destaca el muy frecuente problema en las escuelas que han aumentado las infracciones disciplinarias de rutina en los delitos, en particular cuando están involucradas minorías raciales o étnicas. Es una cuestión acerca de la que el secretario de Educación, Arne Duncan, habló con elocuencia en septiembre pasado, cuando detalló cómo las escuelas que penalizan la conducta no violenta de los estudiantes sólo alimentan la tubería de la escuela a la cárcel.

Así como el delegado Fields ha tenido que responder por sus acciones, el maestro y el administrador que lo llamaron al salón de clases y miraron mientras la chica era volteada de su escritorio, arrastrada y luego esposada, deben rendir cuentas. También es necesario que lo haga el distrito escolar, que ha sido objeto de quejas por parte de padres de color sobre el sesgo en la disciplina escolar. Apropiadamente, ahora será el centro de investigaciones federales como resultado del incidente del 26 de octubre pasado.

NOTICIA: Violencia de policías genera cuestionamientos: Obama

No hay duda de que la joven involucrada en el incidente se equivocó al presuntamente negar la solicitud del profesor de dejar de usar su teléfono, y en no salir del aula cuando se le pidió. Pero existen otros métodos menos drásticos disponibles que esposar a un niño para lidiar con los jóvenes irrespetuosos y problemáticos. No sólo esta chica ahora enfrenta cargos criminales que podrían marcarla por el resto de su vida, sino que un compañero de clase, que grabó el incidente en su teléfono celular, también fue detenido.

NOTICIA: Obama veta materiales de estilo militar para policías

La oficina del director no es una estación de policía es donde ambos debieron de haber terminado, y es difícil no sospechar que ése habría sido el resultado siendo estudiantes blancos. Esto pone de relieve la necesidad para que las autoridades escolares de todo el mundo miren a sus sistemas disciplinarios de sesgo e implementen prácticas que hagan a las escuelas seguras, y también incluyentes, para los alumnos.

frm