Estambul. La directora de la CIA, Gina Haspel, escuchó un audio en el que supuestamente aparece el interrogatorio y asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

El material se lo entregó el gobierno turco, y a través de él, intenta acusar a Arabia Saudita de haber cometido de manera premeditada el asesinato.

Haspel, quien viajó a Turquía el pasado lunes de manera secreta, escuchó el audio durante su visita, según fuentes familiarizadas con sus reuniones.

Una de estas fuentes indicó que era “convincente” y podría presionar más a Estados Unidos para que responsabilice a Arabia Saudita por la muerte del que fuera columnista del diario The Washington Post.

“Esto pone el balón en la cancha de Washington”, dijo Bruce Riedel, exfuncionario de la CIA y académico de la Brookings Institution. “No sólo habrá más presión de parte de los medios de comunicación, sino que el Congreso dirá: ‘Gina, nos encantaría que vinieras a visitarnos y nos puedas decir exactamente lo que escuchaste’”.

Riad revela nueva versión

El fiscal de Arabia Saudita reveló que Khashoggi fue asesinado en una operación planificada, citando la información que recibió de los investigadores turcos, de acuerdo con un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores del reino.

Se trata del más reciente cambio de escenario por parte de las autoridades sauditas, quienes la semana pasada explicaron que Khashoggi fue asesinado accidentalmente en una pelea en el consulado saudí en Estambul por agentes “deshonestos”. El presidente Trump había dicho inicialmente que la explicación era creíble, pero en los últimos días expresó dudas, calificándola de “el peor encubrimiento”.

Según el comunicado, un equipo de investigación conjunto saudí-turco “indica que los sospechosos en el incidente cometieron el acto con una intención premeditada”.

Ayer, el Parlamento Europeo aprobó una resolución no vinculante para pedir un embargo de armas contra Arabia Saudita.