Al rendir testimonio ante un comité del Senado sobre su nominación para convertirse en Secretario de Estado, el senador John Kerry expuso que la política exterior de Estados Unidos se define por mucho más que la intervención militar en el exterior y la lucha contra el terrorismo, y llamó a un consenso sobre la promoción del liderazgo de América en cuestiones que van desde la seguridad alimentaria hasta el cambio climático.

Al comparecer ante el Comité de Relaciones Exteriores, que abrió una audiencia de confirmación para la nominación de Kerry para suceder a Hillary Clinton como jefe de la diplomacia de Estados Unidos, hecha por Obama, el Senador de Massachusetts también expresó su determinación de impedir que Irán persiga el presunto objetivo de obtener una arma nuclear.

E insistió en que más que nunca, la política exterior es política económica .

Al responder a las preguntas hechas durante la audiencia, Kerry persiguió dicho tema, al exponer que es el interés de Estados Unidos continuar con los programas de ayuda exterior a pesar de la presión para reducir el gasto. No podemos reducir la financiación de algunas de estas iniciativas en las que estamos inmersos sin pagar un gran precio para nuestra capacidad de ayudar a las empresas estadounidenses, crear puestos de trabajo y fortalecer nuestra seguridad en el mundo , manifestó.

En una muestra de bipartidismo, Kerry, el saliente Presidente de la comisión, fue presentado por Clinton, el senador republicano, John McCain y por la senadora demócrata Elizabeth­ Warren. La audiencia duró cerca de cuatro horas.

La política exterior de EU no se define por el uso de aviones drone y los despliegues militares. No podemos permitir que el extraordinario bien que hacemos para salvar y cambiar vidas sea eclipsado totalmente por el papel que hemos tenido que adoptar desde el 11 de septiembre, un papel que nos fue impuesto , indicó Kerry.

Y agregó: La política exterior de Estados Unidos también se define por la seguridad alimentaria y la seguridad energética, la asistencia humanitaria, la lucha contra las enfermedades y el impulso al desarrollo, de la misma manera que cualquier iniciativa contra el terrorismo. Se define por el liderazgo en cuestiones amenazantes para la vida, como el cambio climático o la lucha para mejorar millones de vidas mediante la promoción de la libertad y la democracia. (...) Se define por mantener la fe en todo lo que nuestras tropas han sacrificado para hacer de Afganistán un lugar seguro. Estados Unidos vive a la altura de sus valores cuando le damos voz a aquellos que no la tienen .