Nueva York. El consulado informó que investiga si hay mexicanos entre los afectados por abuso policial contra latinos en la comunidad de East Haven, Connecticut, caso que la víspera llevó al arresto de cuatro policías.

El cónsul de México en Nueva York, Carlos Sada, manifestó que está al pendiente de la investigación contra los oficiales de policía en East Haven, acusados de acoso y discriminación de hispanos, y la búsqueda de determinar si hubo mexicanos afectados en ese caso .

En un comunicado, el diplomático indicó que mantendrá su cooperación con autoridades federales y locales para que los casos en que se violenten los derechos de los mexicanos, sin importar su condición migratoria, sean investigados y se procese a los culpables.

La discriminación y el abuso minan la confianza de la sociedad en las fuerzas del orden e impiden la convivencia armónica de los diversos grupos que la integran , sostuvo Sada.

El Departamento de Justicia arrestó a cuatro policías de East Haven, cuya comunidad latina está compuesta mayoritariamente por ecuatorianos, acusados de abusar en forma sistemática de la población latina y de falsificar informes para encubrir sus actos.

Las acciones de las que están acusados el sargento John Miller, líder del sindicato local de policías, y los oficiales David Cari, Dennis Spaulding y Jason Zullo, se produjeron entre 2007 y 2011.

Los sospechosos mantenían y perpetuaban un ambiente en donde el uso irrazonable de la fuerza y las revisiones y requisas sin motivo eran toleradas y alentadas , de acuerdo con el Departamento de Justicia.

El abuso de la fuerza sucedió incluso cuando las víctimas estaban desarmadas y no se resistían, ni interferían en el trabajo de la policía. En otros casos, las víctimas estaban esposadas con las manos en la espalda al momento de ser atacadas por los policías.

Las acusaciones dan cuenta de más de 30 acciones cometidas por los cuatro sospechosos, quienes tras cometer los abusos físicos, elaboraban informes falsos.

Estos casos siguen a una investigación realizada por el gobierno federal de Estados Unidos, que en septiembre de 2009 concluyó que en la policía de East Haven estaban profundamente enraizadas prácticas que sistemáticamente discriminan a latinos .

Por su parte, el alcalde de East Haven, Joseph Maturo, emitió una disculpa pública por su insensibilidad al abordar el tema de los arrestos.

EISS