Un reporte filtrado de la OTAN incluye afirmaciones por parte de los insurgentes acerca de que el Talibán sigue colaborando estrechamente con el servicio de espionaje de Pakistán y está a punto de recuperar el control de Afganistán, una vez que las fuerzas occidentales se retiren, reportaron organizaciones noticiosas británicas.

La autenticidad del informe secreto fue confirmada ayer por portavoces de la OTAN en Kabul. Pero los oficiales militares advirtieron que el documento, supuestamente basado en 27,000 interrogatorios separados de 4,000 insurgentes capturados, es esencialmente un resumen de lo que los detenidos dijeron durante los cuestionamientos y no una corroboración de sus puntos de vista.

No es un análisis ni tampoco debe ser considerado como tal , indicó a Reuters el teniente coronel, Jimmie Cummings, portavoz de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad, liderada por la OTAN.

La BBC y el Times de Gran Bretaña publicaron extractos del informe, que recoge las acusaciones de hace mucho tiempo por parte de EU, de que Pakistán mantiene un doble juego , en el que apoya la guerra de los talibanes en la frontera.

La manipulación de los líderes talibanes por Pakistán continúa desenfrenadamente , citó la BBC al informe de la agencia. El documento afirma que los servicios de espionaje paquistaníes controlan el paradero de todos los altos líderes talibanes y también dirigen los ataques en contra de la OTAN.