Indonesia reanudó a primera hora del lunes las operaciones de búsqueda del avión de la compañía malasia AirAsia desaparecido la víspera con 162 personas a bordo en el mar de Java, confirmó un responsable de los servicios de emergencia.

"Reanudamos la búsqueda del avión de AirAsia desaparecido. Nos dirigimos al este de la isla de Beitung", dijo a la AFP el jefe de operaciones adjunto de la agencia nacional de búsqueda y rescate, Tatang Zainuddin.

Singapur dijo que envió dos buques de guerra para ayudar al Ejército indonesio en la búsqueda del Airbus A300-200 operado por AirAsia, sumándose a un avión C-130 de la fuerza aérea que realizó labores el domingo.

Malasia enviaría tres buques de guerra y un C-130 para las labores, informó Channel News Asia de Singapur. Australia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Corea del Sur e India también ofrecieron ayuda que va desde aviones y buques de guerra hasta expertos e investigadores.

"Estamos profundamente conmocionados y entristecidos por este incidente", dijo el presidente ejecutivo de Indonesia AirAsia, Sunu Widyatmoko. "Estamos cooperando con las autoridades competentes en la mayor medida para determinar la causa de este incidente".

Indonesia AirAsia es 49% propiedad de la aerolínea de bajo costo AirAsia, con sede en Malasia. El grupo AirAsia, incluidas las filiales en Tailandia, Filipinas y la India, no había tenido accidentes desde que sus operaciones comenzaron en el 2002.

A bordo del vuelo QZ8501 viajaban 155 indonesios, tres surcoreanos, además de una persona de Singapur, Malasia y Gran Bretaña, mientras que el copiloto era francés.

El avión se encontraba a medio camino entre Surabaya y Singapur cuando perdió contacto con la torre de control de tráfico aéreo a las 06:17 hora local del domingo, según funcionarios de Indonesia.

No emitió ninguna señal de auxilio, agregaron.

Había mal clima sobre la Isla de Belitung en esos momentos y la aeronave había estado volando a 32,000 pies, tras lo cual los pilotos pidieron subir a 38.000 pies para evitar las nubes, aseguró Joko Muryo Atmodjo, director de transporte aéreo del Ministerio de Transporte de Indonesia.

El piloto "estaba solicitando desviación de la ruta debido al clima antes de que se perdiera la comunicación con la aeronave", agregó la aerolínea.

El piloto indonesio era experimentado y la aeronave había estado en mantenimiento a mediados de noviembre. El avión había acumulado aproximadamente 23,000 horas de vuelo en cerca de 13,600 viajes, según Airbus.

El presidente de Malasia AirAsia, Tony Fernandes, viajó a Surabaya y, junto a funcionarios indonesios, entregó noticias a los angustiados familiares de los pasajeros en un centro de crisis improvisado en el aeropuerto de la segunda ciudad más grande de Indonesia.

"Esta es mi peor pesadilla", aseguró Fernandes a través de Twitter. "Pero no pararemos", afirmó sobre la búsqueda.

El accidente corona un desastroso año para las aerolíneas asociadas a Malasia. El vuelo MH370 de Malaysian Airlines desapareció el 8 de marzo en un viaja desde Kuala Lumpur hacia Pekín con 239 pasajeros y la tripulación y no ha podido ser hallado.

El 17 de julio, el vuelo Mh17 de la misma aerolínea fue derribado sobre Ucrania, por lo que murieron las 298 personas a bordo.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, instó a sus compatriotas a rezar por la seguridad de las personas a bordo del avión. El Papa Francisco dijo el domingo durante un mensaje en la Plaza de San Pedro que los pasajeros estaban en sus oraciones.

Con información de Reuters

abr/mac