París/Roskilde. Ante un virus que no da tregua, las campañas de vacunación contra el Covid-19 se aceleraban en el mundo, como en India, con más de 224,000 dosis inyectadas en dos días, y en Brasil, donde se aprobó el domingo el uso de emergencia de las primeras vacunas.

En India, el segundo país del mundo con más contagios (10.5 millones de casos), la campaña de vacunación iniciada el sábado administró ya 224,000 dosis, lejos todavía del objetivo de inmunizar para finales de julio a 300 millones de personas, casi el equivalente a la población de Estados Unidos.

"Tenemos ecos alentadores y satisfactorios del primer día", declaró el sábado el ministro indio de Salud, Harsh Vardhan, quien añadió que "la vacuna va a ser un Sanjeevani (salvavidas)" en el país, de 1,300 millones de habitantes.

En todo el mundo, el coronavirus ha causado más de dos millones de muertos y más de 94.4 millones de contagios.

En Europa, la región del mundo más enlutada por el virus, que ya suma más de 657,000 decesos y supera los 30.4 millones de contagios, varios países pisaron el acelerador en sus campañas de vacunación.

Francia prevé ampliar su dispositivo a partir del día de hoy, vacunando a mayores de 75 años que no vivan en residencias de ancianos (5 millones) y a casi 800,000 personas con patologías de "alto riesgo".

El país, que ya registró más de 70,000 fallecimientos por Covid-19, impuso un toque de queda nacional a las 18:00 horas.

La vecina España comenzó a administrar la segunda dosis de la vacuna anticovid a las personas que ya habían recibido la primera a finales de diciembre, destinada a residentes de geriátricos y sus cuidadores.

Pese a que España registró el viernes un récord de 40,197 contagios en 24 horas, en plena escalada de infecciones en la tercera ola, el gobierno descartó el sábado un nuevo confinamiento general.

Dinamarca, eficiente

Dinamarca ya vacunó a más del 2% de su población gracias a una eficaz logística para distribuir a tiempo el fármaco, lo que ubica a este pequeño país escandinavo en el primer puesto en vacunación de la Unión Europea.

A diferencia de otros países que, por prudencia o por una organización compleja mantienen numerosas dosis en el congelador con miras a aplicar la segunda inyección, Dinamarca decidió utilizar lo más rápido posible sus reservas de la vacuna Pfizer/BioNTech.

"La posición clara del gobierno es que desde el momento en que las vacunas tocan suelo danés, deben ser utilizadas", afirmó la primera ministra, la socialdemócrata Mette Frederiksen.

Los primeros vacunados, las residencias de ancianos.