El jefe del movimiento chiita Hezbolá, Hasan Nasralá, declaró el sábado que condenaba "firmemente" los ataques del grupo Estado Islámico que provocaron al menos 129 víctimas en París.

"Expresamos nuestra firme condena y denunciamos los ataques terroristas por parte de los criminales de Daesh (acrónimo árabe del EI) en París" explicó en una alocución televisiva.

Oriente Medio también sufre "el terremoto" de los grupos yihadistas dijo el jefe de este movimiento considerado terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos.

La capital libanesa sufrió hace dos días un doble atentado reivindicado por el EI que mató a más de 40 personas.

El Hezbolá, apoyado por Irán, apoya en Siria al presidente Bashar al Asad.