Chicago. Temperaturas no registradas en años amenazaban con romper récords en los próximos días en el centro, el noreste y sur de Estados Unidos, creando condiciones peligrosas para viajes y forzando al cierre de escuelas e iglesias.

Un vórtice polar ha afectado más de la mitad del territorio desde ayer y continuará hasta el martes, con advertencias de frío extremo desde Montana hasta Alabama. El vórtice es una masa de aire frío y denso que ha causado asombrosos pronósticos: -31.6°C en Fargo, Dakota del Norte; -35°C en International Falls, Minnesota, y -26°C en Indianápolis y Chicago.

El intenso frío estaba ya presionando las temperaturas en estados norteños ayer por la mañana. El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos reportó una temperatura de -22°C en Bismarck, Dakota del Norte; y de -29 C en Duluth, Minnesota. En el punto álgido del sistema, la sensación de frío debido al viento podría ser de hasta 45 o incluso 56°C bajo cero.

Es un frío peligroso , comentó ayer Butch Dye, del servicio meteorológico.

La nieve precedía a una ola de aire polar y se prevé que caerá desde Michigan hasta Kentucky. Se pronostican hasta 30 centímetros de nieve en el este de Misuri y partes del centro de Illinois, así como varios centímetros en el oeste de Tennessee y en Kentucky.

Las condiciones climáticas ya causaron problemas ayer. En la ciudad de Nueva York, un avión procedente de Toronto aterrizó en el Aeropuerto Internacional Kennedy y se salió de la pista. No se reportaron heridos, pero el control aéreo suspendió temporalmente operaciones para vuelos nacionales e internacionales, a causa del hielo en la pista. Los vuelos se reanudaron horas después.

Mike Duell, del portal de monitoreo de vuelos FlightAware.com, manifestó el sábado que se esperaban demoras y cancelaciones a causa del frío.

En Misuri, el Departamento de Transporte advirtió que la mayoría de los caminos estaban cubiertos de nieve, que era demasiado frío para que la sal solvente fuese efectiva y que el viento era muy fuerte.

No ha habido un frío tan intenso en el país en casi dos decenios. A causa de ello, expertos médicos han recordado a la gente que la hipotermia y la congelación pueden ocurrir muy pronto a temperaturas de entre 26 y 34° C bajo cero y que es importante abrigarse adecuadamente.

Las personas deben usar sombreros y cubrirse el rostro , manifestó Brian Mahoney, director médico de Emergencias en el Centro Médico Hennepin en Minneapolis.

Una persona que no esté vestida apropiadamente podría morir fácilmente en esas condiciones , indicó el meteorólogo Scott Truett, del Servicio Nacional Meteorológico, en San Luis, Misuri.