París. Decenas de miles de personas se manifestaron el día de ayer 18 de octubre, en Francia en homenaje al profesor Samuel Paty, decapitado el viernes por haber enseñado a sus alumnos caricaturas de Mahoma.

En París, los manifestantes se reunieron en la emblemática plaza de la República. Manifestantes homenajearon a Samuel Paty con pancartas escritas a mano con frases como “Je suis prof” (“Yo soy profe”), “No al totalitarismo del pensamiento” o “Libertad de expresión, libertad de enseñar”.

El viernes por la tarde, Samuel Paty, padre de familia de 47 años, fue decapitado cerca de la escuela secundaria en la que ejercía como profesor de Historia y Geografía, en un barrio tranquilo de Conflans Sainte-Honorine, 30 kilómetros al noroeste de París. El atacante, un hombre de 18 años, fue abatido por la policía.

“Recuerdo su clase sobre la libertad de expresión. Hablamos de Charlie, hicimos unos dibujos que siguen colgados”, explicó la joven, emocionada.

El padre de un alumno, que está detenido, mostró su indignación por esta clase en varios videos, y publicó en internet el nombre del profesor y la dirección del colegio. También se reunió con el director para pedir el despido del maestro.

Toque de queda

Negocios, bares y restaurantes cerrados, sillas de cervecerías apiladas en las veredas mientras que ciclistas y peatones se apuraban el sábado para llegar a su casa antes de las 21 horas, hora del inicio de la primera noche de toque queda en París con el objetivo de frenar la propagación del Covid-19. La infracción por incumplimiento es de 135 euros.

París no conocía un toque de queda desde 1961, año en que, durante la guerra de Argelia, el gobierno lo decretó para los trabajadores musulmanes argelinos.