Miami. La batalla por la nominación republicana para las presidenciales de noviembre en Estados Unidos se desplazó a Florida, nuevo epicentro de la carrera por la Casa Blanca, después de la aplastante victoria del conservador Newt Gingrich en Carolina del Sur.

Las primarias en Florida, próxima etapa en el largo proceso para designar al candidato republicano que se medirá con el presidente Barack Obama en las elecciones del 6 de noviembre, tendrán lugar el 31 de enero.

Gingrich se regodeó de su victoria sobre sus tres competidores y se mostró confiado en ser capaz de colocar a Estados Unidos "en el camino correcto" tras revertir una carrera que parecía ganada por Mitt Romney.

"Mi trabajo en Florida es convencer a la gente de que soy el candidato que claramente puede derrotar a Obama en una serie de debates", dijo Gingrich en una entrevista en el programa de CNN "State of the Union".

Romney, por el contrario, se mostró a la defensiva y anunció que publicará su declaración de impuestos el martes, cediendo a las demandas de sus opositores y del propio presidente Obama.

"Sé que la gente tratará de conseguir algo y lo encontrará, pero nosotros pagamos todos los impuestos justos y estoy seguro de que la gente verá que es una cantidad considerable", dijo a Fox News.

De los cuatro candidatos republicanos que siguen en liza, Rick Santorum ganó en Iowa, Romney en New Hampshire y Gingrich en Carolina del Sur. Ron Paul, detrás de ellos, ha tenido un buen desempeño.

En este contexto propicio para profundas divisiones dentro del electorado republicano, lo que elijan los votantes en Florida será determinante.

Susan McManus, profesora de ciencias políticas en la Universidad del Sur de Florida, dijo que después de su victoria del sábado "será realmente interesante si Newt Gingrich llega muy cerca de Romney o le gana. Eso hace de Florida el epicentro de este proceso de nominación".

"Todo indica que el ganador de Florida podría ser Romney, pero no le ha ido bien en los últimos debates, lo que volverá los debates en Florida muy interesantes", agregó.

El moderado Romney ha encabezado la mayor parte de la carrera hasta su derrota del sábado ante Gingrich, cuyas posiciones más conservadoras florecieron en Carolina del Sur.

En Florida, Romney parte con ventaja en las encuestas con 40.5% de la intención de voto frente al 22% de Gingrich, según un promedio de varios sondeos publicados en los últimos días y realizados por el sitio RealClearPolitics.

Sin embargo, en Carolina del Sur, los sondeos también daban a Romney como ganador una semana antes de la elección.

"Florida es más que un estado clave. Florida es un estado 'de vida o muerte'", dijo Sid Dinerstein, jefe del Partido Republicano en Palm Beach, agregando que en ese estado el ganador de la primaria gana todos delegados para nominar formalmente a los candidatos en la convención nacional de su partido.

Por eso, los próximos 10 días de campaña en Florida prometen duros enfrentamientos entre los cuatro candidatos.

EISS