Nueva York. Una investigación de cinco meses concluyó que el gobernador Andrew Cuomo acosó sexualmente a múltiples mujeres y violó leyes federales y estatales, a la vez que creó un "ambiente de miedo" en el lugar de trabajo, dijo el día de ayer 3 de agosto, la fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James.

La investigación mostró que Cuomo realizó tocamientos, besos y abrazos no deseados y hacía comentarios inapropiados, detalló James en una rueda de prensa, y agregó que la oficina del gobernador demócrata se había convertido en un lugar de trabajo "tóxico" que permitía "que ocurriera el acoso".

"La investigación independiente ha concluido que el gobernador Andrew Cuomo acosó sexualmente a varias mujeres y, al hacerlo, violó la ley federal y estatal", declaró James.

La investigación también descubrió que el demócrata y su equipo cercano tomaron medidas de represalia contra al menos una exempleada por denunciar su experiencia.

Al menos ocho mujeres, trabajadoras actuales y exempleadas, han denunciado lo que, según ellas, fueron palabras y gestos inapropiados por parte de Cuomo, cuya gestión de la pandemia de Covid-19, por otra parte, fue elogiada en todo el país.

En marzo, el presidente Joe Biden opinó que si se probaban las acusaciones contra Cuomo, este debería dimitir.

La fiscal nombró a dos experimentados abogados externos para que dirigieran la investigación contra el gobernador: Joon Kim, ex fiscal federal y fiscal federal interino de Manhattan, y Anne Clark, abogada laboral con experiencia en casos de acoso sexual. Los investigadores hablaron con 179 personas.