Ricardo Pascoe fue embajador de México en Cuba durante 2000-2002. Recibió a El Economista en su casa el pasado viernes.

—La llegada de Miguel Díaz-Canel, ¿motivado más por la biología que por la política?

No, es política. Yo creo que Raúl corrigió uno de los graves errores que cometió Fidel en su gestión. Fidel a pesar de que ya tenía su heredero, Carlos Lage, no lo instrumentó realmente porque nunca quería ceder. Y entonces, bueno, se le fue la oportunidad porque se enferma. Lage fue defenestrado por Raúl.

Raúl se va de la Presidencia pero no del partido.

Raúl está diciendo: “la vida sí se acaba y hay que operar algo”. Entonces, opera el cambio para que su sucesor haga lo que Raúl mandate desde el partido. Fidel tenía el mismo modelo en mente.

—¿Si Raúl se irá del partido hasta el 2021 es porque está poniendo a prueba a Díaz-Canel?

Me parece que nombra a un sucesor que es notoriamente débil.

Raúl no organizó un baño de pueblo a Díaz-Canel cuando asumió la Presidencia.

Es absolutamente cupular esta decisión, como también lo fue el discurso que leyó ayer (jueves) en la mañana. Un discurso para que absolutamente nadie entendiera nada.

—¿Fidel estuvo de acuerdo con la decisión que tomó Raúl de abrir baraja con Barack Obama?

El no haber preparado su sucesión fue uno de los dos graves errores de Fidel. El otro fue cuando se presentó a la reunión del comité central en marzo del 2016 —muere en noviembre de ese año—, y en esa reunión Fidel con su carácter de jefe máximo de la revolución hace que el comité central redacte un resolutivo repudiando a Raúl por su negociación con Obama.

—El embargo contra Cuba fortaleció al activo ideológico. ¿Qué piensa actualmente la cúpula sobre el embargo?

Hay una parte de la clase política cubana que ha encontrado su modus vivendi en el bloqueo; existe un bloque al interior del comité central que básicamente está opuesto a la apertura.

Es muy parecido al modelo que vimos en la Unión Soviética desde su caída, y en todos los países del este cuando cae el muro. En Polonia, por ejemplo, el comité central del partido comunista decide en una noche abolir el sistema económico que tenían y declarar la propiedad privada. Al día siguiente, el dueño de la principal empresa acerera era familiar de los principales políticos.

—¿Qué empresas controlan los hijos de Raúl Castro?

Son militares, entonces, gran parte del turismo, de la hotelería, de los restaurantes. De todas las instalaciones hoteleras. Los grandes acuerdos que están haciendo con empresas extranjeras para instalar campos de golf y resorts en los cayos cubanos. Todo eso lo están negociando las familias.

Es un gigantesco negocio. Incluso están pactando con el príncipe de Qatar, Abu Dhabi, todo eso.

—¿Cómo se imagina a Cuba en el mediano plazo?

Yo creo que van a transitar hacia un modelo de socialismo de mercado.