Agencias gubernamentales locales y estatales de Oregon a Connecticut están usando un software de seguridad ruso, a pesar de las instrucciones del gobierno federal de no comprar el equipo cibernético por preocupaciones sobre espionaje.

La agencia federal encargada de la compra, la Administración de Servicios Generales, eliminó de su lista de proveedores este mes a la empresa Kaspersky Lab de Moscú de su lista de proveedores aprobados.

Algunos contactos del Washington Post con congresistas y con la comunidad de inteligencia han revelado sus preocupaciones sobre la compra del software Kaspersky porque a nivel estatal no existe un conocimiento profundo sobre la empresa.

El tipo de sistemas que vende Kaspersky son vulnerables a hackeos debido a que abren la puerta a través de códigos confidenciales.

En semanas posteriores a la exclusión de Kaspersky de la red de proveedores federales, el Washington Post descubrió que computadoras pertenecientes a las jurisdicciones de Portland, Oregon, Fayetteville y Georgia, lo siguen utilizando.

Lo usamos, y creo que funciona bien , dijo John Morrisson, gerente de sistemas de la División de Defensores Públicos de Connecticut. No tengo ningún problema, y no tenemos ningún virus , comentó.