Ciudad de México. Entra a Estados Unidos un Gobierno profesional, institucional y con una gran trayectoria y experiencia de cada uno de sus integrantes, comenta Susana Chacón, internacionalista especializada en la relación bilateral, y formula la siguiente pregunta: “¿Quiero saber quién va a ser la contra parte en México, porque no nada más es cancillería, donde no tenemos una subsecretaría para América del Norte que es importantísimo que en este momento se retome, también debe de haber expertos para América del Norte en la Secretaría del Trabajo, Energía, Medio Ambiente, Economía y Hacienda". Y sentencia: “no puede haber improvisados porque aquí parece ser que la institucionalidad de los puestos no importa, es más importante la lealtad ciega al presidente”.

Susana Chacón ha sido académica en varias universidades y editora de la edición en español de la revista Foreign Policy. Sobre la llamada telefónica entre los presidentes Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador, comenta  que fue un “acierto porque a pesar de los mensajes contrarios que había mandado recientemente el presidente mexicano”, ocurrió la interacción entre los dos.

Para el presidente Biden “la relación con México es un tema sustancial”, dice Susana Chacón.

Sobre el contenido de la llamada, Chacón comenta que los presidentes “centraron básicamente la atención exclusivamente al tema de migración y el tema de los apoyos que dará Biden para el desarrollo de Centroamérica para evitar que vengan más caravanas”. Indica que la ocasión de la llamada era para que se hubieran tocado otros temas, pero “se desaprovechó”.

Ilustra el caso de la llamada entre Biden y el primer ministro canadiense Justin Trudeau. “Fue una llamada muy amplia: cambio climático, relaciones bilaterales entre Canadá y Estados Unidos, energía, derechos humanos”. Trudeau aprovechó muy bien su llamada y en ella se mencionó que el mes que entra tendrán una segunda reunión”, expresó.

Seguridad, clave

Regresando al tema de la conversación con AMLO, Susana Chacón recuerda que “Biden, desde que preparó su campaña y sus propuestas de Gobierno, es muy claro en los temas que le interesan: energías limpias, el respeto a los derechos humanos, migración”. En este último tema, Chacón recuerda que Biden “está cambiando radicalmente las políticas que instrumentó Donald Trump y que el Gobierno de México aceptó. Vendrán presiones muy fuertes de parte de Biden en estos temas de la agenda”.

A Estados Unidos le preocupa mucho, “y esto es histórico, el tema de seguridad; sus gobiernos han estado de acuerdo con México sí y solo sí, tienen en su frontera sur un país estable; las presiones pueden venir muy fuertes cuando en esta administración de AMLO el tema es abrazos y no balazos (...) Parece que México quiere echar para atrás la Iniciativa Mérida, cuando hay que pensar más bien en materia de seguridad cómo se puede reforzar este tema”.

Otros de los temas que preocupan a EU: la iniciativa de la nueva ley de seguridad nacional donde los agentes de inteligencia tienen que entregar informes a México y también la propuesta de ley con la que el Banco de México recibiría flujos de dólares en efectivo, que puede ser un tema de lavado de dinero”, comenta.

fausto.pretelin@eleconomista.mx