Milán. El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ofreció disculpas por comentarios que fueron interpretados como elogios al dictador fascista italiano Benito Mussolini, insistiendo en que “soy un antifascista comprometido”.

El miércoles, en una entrevista a una radio italiana, Tajani aseguró que, aunque “no se puede compartir su método, Mussolini reformó tantas partes de nuestra Italia” y, “en términos generales, no considero su acción de gobierno positiva, pero hizo cosas”, dijo.

Tras una enorme controversia, tanto en Italia como internacionalmente se hicieron pedidos de su renuncia.

Tajani respondió en Twitter.  Sostuvo que sus comentarios fueron manipulados. Emitió un comunicado en el que afirmó que de ninguna manera sus declaraciones buscaban “minimizar a un régimen totalitario y antidemocrático. Siempre he sostenido que Mussolini y el fascismo constituyeron el capítulo más sombrío en la historia del siglo pasado”.

Críticas en el Europarlamento

El Parlamento Europeo, reunido esta semana en sesión plenaria en Estrasburgo, registró un vivo debate sobre las palabras de su presidente, que en ese momento no presidía la sesión.

“Pido al presidente del Parlamento Europeo que retire sus declaraciones o que se retire él mismo”, aseguró el eurodiputado ecologista belga, Philippe Lamberts.

El diputado liberal belga Guy Verhofstadt urgió a Tajani a “pedir disculpas”, mientras que la eurodiputada alemana de izquierda radical, Gabriele Zimmer, pidió la marcha del presidente, tras calificar sus palabras de intolerables.