La Habana, Cu. En la Plaza de la Revolución los presentes no parecen dolientes. Al menos con los presidentes teloneros .

Jóvenes agrupados y sentados en rondas sobre el suelo platican a gusto, otros prestan más atención a sus teléfonos móviles, pero están ajenos al mensaje de los oradores: jefes de Estado y de gobierno o sus representantes, que participan en los funerales de Fidel Castro.

Esperan su turno al micrófono, los presidentes o representantes de Ecuador, Sudáfrica, República Dominicana, El Salvador, Grecia, Argelia, China, ,Irán, Rusia, Vietnam, Qatar, Bielorrusia, Bolivia, Namibia, México, Nicaragua, Venezuela y Cuba.

De la pantalla de la televisión oficial que transmite el acto en vivo en la sala de prensa se escucha: La plaza le llora... Todos consternados por la desaparición física del líder, pero unidos en una sola voz...

Eso no es precisamente lo que se puede constatar afuera del lugar, en la plaza.

¡Y esto que la sombra se volviera luz, esto tiene un nombre, sólo tiene un nombre... Fidel Castro Ruz! , recita Carolina Mestre, maestra de ceremonias.

Primero en uso de la voz, Rafael Correa Delgado, presidente de Ecuador, afirma que Fidel ha muerto invicto, que sólo el inexorable paso de los años lo pudo derrotar.

Murió el mismo día en el que 60 años antes, con 82 patriotas, partió de México para hacer historia , recordó.

En el continente más desigual del planeta, dijo, Fidel dejó el único país con cero desnutrición infantil, con la esperanza de vida más alta, con una escolarización de 100%, sin ningún niño viviendo en la calle.

Sus palabras fueron correspondidas con aplausos.

Evaluar el éxito o el fracaso del modelo económico cubano haciendo extracción de un bloqueo criminal de más de 50 años es pura hipocresía , remató.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, reiteró a Raúl Castro, presidente de Cuba y hermano del fallecido, y al pueblo cubano, sus más sentidas condolencias por la pérdida de su exjefe de Estado.

Hace más de medio siglo, comentó, Fidel y Raúl eligieron México como punto de partida de su lucha revolucionaria cuando fueron exiliados.

Los hermanos Castro, abundó, encontraron protectores y simpatizantes en territorio mexicano que los cobijaron y respaldaron en su causa.

En México germinó la gesta de la Revolución cubana que cambió el curso de la historia .

Cuba y México son países que están unidos por lazos irrenunciables de amistad, completó, y que por ello hoy se construye una agenda amplia y moderna entre ambos países.

Nicolás Maduro, de Venezuela, aprovechó su tiempo para organizar una mezcla de misa-porra por Fidel.

Reveló palabras que Castro les dijo a él y a Evo Morales: Yo los acompaño hasta los 90 años , dijo Maduro, siempre emocionado.

Raúl Castro cerró la ceremonia recordando varios pasajes históricos que protagonizó su hermano. No excluyó críticas hacia Estados Unidos.