A pesar de que la oposición venezolana no ha tomado al Mecanismo de Montevideo como una mesa de mediación y/o diálogo, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, declaró: “Teníamos la razón.

“Nosotros propusimos una estrategia distinta, y de hecho, el tiempo nos ha dado la razón”, dijo el canciller ante las cámaras de DW en español (Deutsche Welle).

En su visita a Berlín para asistir a la cumbre entre Alemania y América Latina, con la excepción de Venezuela, Ebrard defendió la propuesta que todo el mundo no debería rechazar, de no tratarse del régimen de Nicolás Maduro, que ha utilizado las diversas mesas de diálogo para asentarse en el poder.

“Mexico propuso un diálogo entre las partes para buscar una salida, una solución democrática pacífica. Y acaba de haber diálogo en Oslo, Noruega. Entonces teníamos la razón”, manifestó Ebrard.

“No es indiferencia”

La periodista le recordó lo que “muchos de sus detractores o detractores de su gobierno dicen que muestra indiferencia por la crisis venezolana”. Ebrard respondió: “Eso no es indiferencia. Eso es promover algo diferente a lo que han promovido por ejemplo el Grupo de Lima, la Unión Europea en algún momento, y nosotros no estuvimos de acuerdo. Lo importante para un diálogo es que no descalifiques a ninguna de las partes”.

La periodista recordó que van cinco intentos de diálogo en cuatro años. Y Ebrard se refirió a las formas de presión que más de 50 países llevan a cabo. “Han creado o agudizado la crisis humanitaria”.