El gobierno de Donald Trump no permitirá que ningún otro país aumente su capacidad nuclear sin responder de igual forma, adelantó este viernes el futuro vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, sin mencionar específicamente ninguna otra nación.

"Hay países en el mundo en estos momentos que hablan de aumentar su capacidad nuclear. Estados Unidos no se sentará y dejará que eso pase sin actuar de la misma forma", expresó Spicer a la CNN, para añadir que se refería a "cualquier país".

NOTICIA: Corea del Norte recibirá a Trump con prueba nuclear

Por eso, agregó, "si otro país expande (su capacidad nuclear) Estados Unidos actuará de la misma forma".

Spicer respondería de esa forma a la polémica por un mensaje de Trump en la red Twitter el jueves, donde afirmó que Estados Unidos debía "fortalecer y expandir" su capacidad nuclear.

"El presidente (Trump) va a poner la seguridad de nuestra nación en primer lugar. Cada estadounidense debe entender que no será un presidente pasivo. Será activo y la seguridad será el aspecto número uno", dijo el futuro vocero.

Al ser interrogado si Trump estaba dispuesto a utilizar armas nucleares, Spicer dijo que el presidente electo "no está retirando nada de la mesa. Pero no va a mirar sentado y dejar que otro país actúe".

Trump había colocado su mensaje en Twitter poco después que el presidente ruso Vladimir Putin, de acuerdo con fuentes rusas, ordenó el jueves reforzar en el 2017 la capacidad nuclear de su país con misiles capaces de atravesar cualquier escudo.

NOTICIA: Trump tratará con un Estado nuclear norcoreano

Este viernes, en Moscú, Putin dijo que no ve "nada inusual" en la posición declarada por Trump.

"En lo que concierne al nuevo presidente electo, no hay nada nuevo. Durante su campaña electoral ya habló de la necesidad de fortalecer el componente nuclear de Estados Unidos, de fortalecer sus fuerzas armadas. No hay nada inusual" en esas palabras, aseguro Putin en su rueda de prensa anual.

erp