Moscú. Las autoridades espaciales rusas están especulando que un radar estadounidense pudo haber sido el causante del fallo de la sonda lunar rusa que cayó en el océano el domingo, publicó ayer un importante periódico ruso.

Rusia ha estado tratando de explicar el espectacular y humillante fracaso de la sonda Phobos-Grunt desde que se metió en problemas poco después de su lanzamiento el 9 de noviembre.

Ayer, el diario de autoridad Kommersant, citó a una persona no identificada quien dijo que una comisión que investigaba el fracaso estaba considerando el hecho de que la nave pudo haber sufrido daños en su vuelo debido a señales de radar de gran alcance emitidas desde una instalación estadounidense en las Islas Marshall, supuestamente dirigidas a seguir un asteroide.

En Washington, la NASA rechazó la teoría.

Científicos de la NASA no estaban usando el radar de las Islas Marshall el 9 de noviembre para realizar un seguimiento de un asteroide, según lo sugerido por los funcionarios espaciales rusos, expuso Bob Jacobs, portavoz de la NASA.

Expertos externos a la agencia federal llaman a la teoría poco probable. No es el radar , comentó Robert Zubrin, ingeniero aeroespacial y presidente de la Sociedad de Marte. Si el radar pudiera desactivar la nave espacial, los satélites se estarían muriendo y cayendo a la Tierra todo el tiempo, ya que constantemente pasan por estaciones de radar , dijo.