Estados Unidos aumentará la presión sobre Estado Islámico y Al Qaeda y trabajará para establecer "zonas provisionales de estabilidad", en un intento por ayudar a los refugiados a regresar a sus hogares en la siguiente fase de la batalla para derrotar a los grupos yihadistas, dijo el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson.

En declaraciones a funcionarios de alto rango de una coalición internacional de 68 naciones que lucha contra Estado islámico en Irak y Siria, Tillerson no explicó dónde se planeaba establecer estas zonas de seguridad.

"Estados Unidos aumentará nuestra presión sobre ISIS y Al Qaeda y trabajará para establecer zonas provisionales de estabilidad, a través de ceses al fuego, para permitir que los refugiados regresen a su país", dijo Tillerson en la reunión en el Departamento de Estado.

erp