Houston. Una base de datos compilada por The Associated Press, USA Today y la Northeastern University de Chicago reveló que en el 2019 hubo más matanzas en Estados Unidos respecto a cualquier otro año desde al menos la década de 1970, salpicadas por una escalofriante sucesión de asesinatos colectivos a mediados de año.

La primera matanza del 2019 en Estados Unidos ocurrió 19 días después de iniciar el año, cuando un hombre utilizó un hacha para matar a cuatro familiares, incluido su bebé. Cinco meses después, 12 personas murieron en un lugar de trabajo en Virginia Beach. Mientras que en agosto, murieron 22 más en una tienda Walmart en El Paso, Texas, en un ataque considerado como el mayor atentado contra latinos en la historia moderna de Estados Unidos.

Según los investigadores, de 41 casos registrados este año, 33 fueron con armas de fuego.

De acuerdo con el estudio, los asesinatos en masa se determinan por cuatro o más víctimas fatales en el mismo incidente, excluyendo al autor.

En el conteo de casos y víctimas mortales se destacó que California registró ocho ataques, el mayor número de asesinatos en masa por estado, a pesar de contar con una de las leyes de armas más estrictas del país.

Casi la mitad de los estados de la Unión Americana experimentaron matanzas, algunas en grandes ciudades, como Nueva York, y otras en pequeños pueblos como Elkmont, Alabama, con una población menor a 475 personas. Mientras nueve matanzas ocurrieron en espacios públicos, otras fueron en casas, en el lugar de trabajo o en un bar.

La base de datos registra asesinatos en masa desde el 2006, pero investigaciones periodísticas desde 1970 no revelaron un año con más tiroteos.

El año con el segundo mayor número de tiroteos en masa fue el 2006, al registrar 38.

Aunque en el 2019 se tuvo el mayor número de incidentes, el número de muertos, 211, es menor al del 2017, año en que 224 personas fueron asesinadas en este tipo de incidentes.

Ese año se produjo el tiroteo masivo más mortífero en la historia de Estados Unidos, cuando 59 personas murieron y más de 500 resultaron heridas en un festival en Las Vegas.

Los investigadores explicaron que muchos asesinatos en masa en EU no son conocidos públicamente porque involucran disputas familiares, casos de drogas o violencia de pandillas, y no tienen repercusiones en lugares públicos.

Pese al alto número de muertos y ataques en el 2019, en Estados Unidos los derechos de porte de armas están consagrados en la segunda enmienda de la Constitución, y las cifras registradas no han tenido un impacto concreto en la agenda legislativa del país.

Fin de semana con números rojos

El viernes pasado dos personas murieron y varias más resultaron heridas por disparos cuando un grupo que grababa un video musical fue emboscado cerca de Houston, mientras que el sábado en la noche un hombre entró a la casa de un rabino durante una celebración de Janucá en un suburbio de Nueva York, dejando cinco heridos. El sospechoso fue detenido e imputado por intento de homicidio.

A estos casos se sumó el ataque del domingo donde al menos dos personas murieron, entre ellas el atacante, en una iglesia en White Settlement, Texas, cuando un hombre abrió fuego mientras se realizaba el rito de comunión.