Washington. Un grupo comisionado por el gobierno del presidente Donald Trump, para fomentar el flujo de información en Cuba, examinará las opciones para expandir el acceso a internet en la isla, una medida que La Habana ha denunciado como “subversiva e injerencista”.

El Grupo de Trabajo sobre Internet en Cuba (Cuba Internet Task Force) se reunió por primera vez en Washington con el objetivo de “ayudar al pueblo cubano a disfrutar del flujo de información libre y no regulado”, según un comunicado difundido por el Departamento de Estado.

El gobierno cubano sostiene que el grupo busca subvertir el orden en la isla y “resulta una reedición de viejos planes cuyos antecedentes se remontan al propio inicio de la revolución” en 1959, según una publicación el miércoles en Granma, el diario del gobernante Partido Comunista.

El gobierno del presidente Raúl Castro había protestado en enero cuando se anunció la formación de la Fuerza de Tarea al considerarla como una “injerencia” en los asuntos internos del país.

En la reunión de Washington, el grupo determinó crear dos subcomités: uno se encargará de explorar el papel de los medios y la libertad de información en Cuba y el otro sobre el acceso a Internet en la isla. Cuba tiene una de las tasas de penetración de internet más bajas del mundo.