El jefe rebelde Molá Nazir, un influyente jefe de guerra paquistaní cuyos hombres combaten contra la OTAN en Afganistán, murió este jueves por los disparos de aviones no tripulados estadounidenses que dejaron al menos una decena de muertos en las zonas tribales de Pakistán, informaron fuentes de seguridad.

El Molá Nazir, considerado como el jefe de guerra más importante de Waziristán del Sur, ya había sido blanco de disparos de estos aviones estadounidenses en el pasado, en los que murieron miembros de su entorno. En noviembre había escapado a un atentado suicida en un mercado de Wana, principal ciudad de Waziristán del Sur.

Dos misiles impactaron un vehículo en el que iban insurgentes en la aldea de Sar Kanda, en el sur de Waziristán, distrito tribal considerado como un bastión del movimiento yihadista en el norte de Pakistán.

"El molá Nazir y otros cinco combatientes murieron. Dos comandantes locales", Atta Ullah y Rafey Khan, están entre las víctimas, dijo a la AFP un responsable de la seguridad.

Según otro responsable, los disparos se produjeron el miércoles por la noche, pero la información no pudo ser confirmada antes del jueves por la mañana ya que el ataque tuvo lugar en una región remota y montañosa froteriza con Afganistán.

Sus funerales se llevaron a cabo el jueves a unos diez kilómetros de Wana, la principal ciudad de Waziristán del Sur, indicaron habitantes de la región a la AFP.

Con unos treinta años, el molá Nazir era un poderoso aliado del comandante talibán Hafiz Gul Bahadur, establecido en el distrito vecino de Waziristán del Norte. Los dos hombres convirtieron Waziristán en su base de retaguardia para combatir a las fuerzas de la coalición en el vecino Afganistán.

"Los estadounidenses y los afganos sospechaban que el molá Nazir albergaba combatientes árabes de Al Qaida", dijo a la AFP el analista paquistaní Imtiaz Gul. "(Estados Unidos y sus socios de la OTAN) quieren eliminar todos los elementos activos en la frontera para reducir la amenaza que representa Al Qaida contra las fuerzas estadounidenses en Afganistán", agregó.

El Molá Nazir había logrado un acuerdo de paz en 2007 con las autoridades paquistaníes y mantenía relaciones difíciles con el Movimiento de Talibanes de Pakistán (TTP), grupo que multiplica los atentados contra las fuerzas paquistaníes contrariamente a los talibanes afganos que combaten a los soldados de la OTAN y sus aliados en Afganistán.

Era uno de los jefes más influyentes de la tribu Wazir rival de la tribu Mehsud, de la cual proviene la comandancia del TTP.

"El molá Nazir podía frenar el avance del TTP (en Waziristán), unificaba tanto la tribu Wazir como a sus combatientes. Si está muerto es un gran problema para la tribu Wazir y el ejército paquistaní", comentó a la AFP Saifulá Khan Mehsud, director del centro de investigación sobre las zonas tribales paquistaníes en Islamabad.

Su muerte hará las cosas más difíciles a las autoridades paquistaníes que enfrentan fuertes ataques del TTP y amenaza con crear aún más "caos" en la región, pronosticó.

Responsables de la inteligencia paquistaní se reunieron el jueves para discutir el impacto de la muerte de Nazir en Waziristán del Sur. "Habrá un coletazo ya que era uno de los hombres que impedían al TTP operar en este sector", comentó un responsable que pidió el anonimato.

Otro "drone" estadounidense causó la muerte el jueves de cuatro rebeldes en Waziristán del Norte lo que lleva al menos a diez el balance de muertos por estos disparos en las últimas 24 horas.

MFH