Washington. El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que hay una “probabilidad real” de que Irán intentará atacar a tropas estadounidenses, luego del bombardeo orquestado por Washington que mató a un alto comandante iraní en Bagdad.

“Pensamos que hay una real probabilidad de que Irán cometa un error y tome la decisión de atacar a algunas de nuestras fuerzas militares en Irak o a soldados en el noreste de Siria”, dijo el secretario de Estado al canal Fox News en declaraciones transmitidas el domingo.

Ante esta posibilidad, Trump lanzó amenazas a Irán al decir que habrá “represalias importantes” en caso de que venguen la muerte del general Soleimani.

Sus comentarios se produjeron luego de que el asesor militar del líder supremo de Irán dijo que habría una respuesta “militar” en “contra de los sitios militares” por parte de Teherán después del asesinato de Qasem Soleimani, el poderoso comandante de la fuerza Al Quds de Irán, el brazo de operaciones extranjeras de los Guardianes de la Revolución.

“Sería un gran error para Irán ir tras ellos”, expresó Pompeo a Fox.

Estados Unidos tiene alrededor de 60,000 soldados en la región, incluidos alrededor de 5,200 en Irak. Washington ordenó a miles de soldados más a la región el viernes después del asesinato de Soleimani.

Los dirigentes alemán, francés y británico acordaron este domingo trabajar juntos para reducir las tensiones en Medio Oriente.

Primeras respuestas de Irán

Irán anunció la “quinta y última fase” de su plan de reducción de compromisos en materia nuclear, y afirmó que se desliga de cualquier límite “al número de sus centrifugadoras” de uranio.

En un comunicado, el gobierno de la República Islámica indicó, no obstante, que “la cooperación de Irán con el OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) continuará como antes”.

Finalmente, fuentes oficiales del gobierno de Irán ofrecen US 80 millones por la cabeza de Trump.