Washington. En su primera reunión desde que comenzó la investigación de juicio político, el presidente Trump calificó a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, como una “política de tercera categoría”, reveló el día de ayer el líder de la minoría demócrata del Senado, Charles E. Schumer. 

“Resultó ser un insulto de parte del orador. Ella mantuvo la calma por completo. Pero la llamó una política de tercera categoría. Fue una especie de diatriba, una diatriba desagradable”, dijo Schumer a los periodistas después de la reunión, cuyo tema central fue Siria y no se discutió el juicio político.

Por su parte, para Pelosi, la reacción de Trump refleja su “colapso”.

Antes de la reunión, Trump también arremetió contra Pelosi diciendo que ella “ha hecho un tremendo daño a este país”.

Los comentarios del presidente se producen en el momento en que los aliados republicanos de Trump intensifican sus ataques a los demócratas, acusándolos de implementar “tácticas de tipo soviético”, en referencia a los métodos que llevan a cabo en la investigación del juicio político contra el presidente por la forma en que hacen testificar a los testigos, a puerta cerrada en el Capitolio.

El líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, comentó que durante el juicio político a Trump se reunirá con todos los senadores seis días a la semana. El procedimiento se espera que inicie alrededor del Día de Acción de Gracias (tercer jueves de noviembre).

Los investigadores de la Cámara escucharon ayer a Michael McKinley, el ex asesor principal del secretario de Estado, Mike Pompeo. McKinley renunció la semana pasada en medio de la crisis y la preocupación generalizada de que Pompeo hiciera poco para defender a los diplomáticos que quedaron atrapados en las acciones de Trump para lograr que Ucrania investigue al exvicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter.

Biden entra en acción

En una interacción con reporteros en Ohio, Biden tuvo que soportar en repetidas ocasiones preguntas sobre las acciones de su hijo en Ucrania.

En evidente pulso electoral, Biden respondió: “Señor presidente, revele sus declaraciones de impuestos o cállese”.

En el caso particular de su hijo, Joe Biden comentó que es él quien tiene que responder.