Caracas.- El nuevo sistema que inició hoy operaciones en el marco del control de cambios estableció una tasa del dólar alternativo menor a lo esperado, afirmó el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes.

El sistema, con base en la cotización de bonos de la deuda pública, estableció un precio promedio para el dólar alternativo de 4.80 bolívares por dólar, contra los más de ocho en que estuvo tres semanas atrás, operado por empresas bursátiles.

'El sistema funcionó 98% a la perfección. Está técnicamente bien montado. Hoy, por ser el primer día, la oferta fue mayor que la demanda', dijo el funcionario a la privada Unión Radio.

Merentes advirtió, sin embargo, que 'tuvimos una oferta de 17 millones de dólares. La demanda no fue lo que esperábamos'.

El nuevo método funciona con la transacción de papeles de la deuda soberana y de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), cuya oferta y demanda establece una banda de precios, con los extremos ubicados este miércoles entre 4.0 y 5.30 bolívares por dólar.

La devaluación de la moneda venezolana en enero pasado estableció una paridad oficial dual de 2.60 y 4.30 bolívares por dólar, dentro del control cambiario que rige en el quinto país productor mundial de petróleo desde el año 2003.

El gobierno del presidente Hugo Chávez previó la semana pasada que las bandas podían establecerse entre cinco y siete bolívares por divisa estadunidense, pero la dinámica del nuevo sistema bajó la cotización más cerca de la paridad oficial.

El ministro indicó que el sistema anterior, declarado ilegal por el gobierno pese a que funcionaba con transacción de bonos a través del mercado bursátil, elevó el dólar permuta a 8.30 bolívares, a lo que el Estado atribuyó la inflación de 5.3 por ciento en abril pasado.

En el nuevo sistema, que usa a la banca como intermediaria, se compran y venden bonos de la República y las transacciones establecen los pisos inferior y superior de las bandas, entre los cuales oscilará la cotización del llamado dólar alternativo.

Merentes dijo que 0.0% de la demanda de moneda extranjera se cubre a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), y que el resto se hace con operaciones con el dólar alternativo, por unos cinco mil millones de dólares al año.

apr