Jerusalén.- Un pequeño diario israelí ultraortodoxo está causando revuelo internacional por borrar de una foto a la canciller alemana Angela Merkel y justificarlo por razones de recato.

Líderes mundiales tomados del brazo marcharon en París el 11 de enero contra el terrorismo después que extremistas islámicos mataron a 17 personas. Al frente de la movilización iba Merkel, entre el presidente de Francia, Francois Hollande, y el líder palestino Mahmud Abás.

Pero los lectores de la edición del lunes del diario Hamevaser no se enteraron porque la canciller fue borrada digitalmente, dejando a Abás junto a Hollande. La prensa israelí bromeó que era para que Abás estuviera más cerca del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Dentro de la aislada comunidad ultraortodoxa, rara vez de muestran imágenes de mujeres, y alegan razones de pudor. En Jerusalén, vándalos ultraortodoxos frecuentemente dañan autobuses y anuncios panorámicos con publicidad que consideran indecente.

La fotografía publicada el lunes en Hamevaser también dejó fuera a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, aunque el diario dejó su guante oscuro en la manga de un manifestante. La jefa de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, también fue borrada.

Binyamin Lipkin, editor del Hamevaser, dijo que el diario es una publicación familiar que debe ser apropiada para todas las audiencias, incluidos los menores.

"Los niños de 8 años no pueden ver lo que no quiero que vean", dijo a la televisión israelí. "Es verdad, una foto de Angela Merkel no arruinará al niño, pero si dibujo una línea debo de hacerlo del principio al final".

También cree que no afectó la memoria de los muertos en los ataques en París.

"Incluir la foto de una mujer en algo tan sagrado, hasta donde sabemos, puede profanar la memoria de los mártires y no al contrario", declaró Lipkin.

mac