Washington.- Estados Unidos ha gastado más de 715 millones de dólares en las operaciones militares y humanitarias en Libia, desde que estalló la violencia en ese país a principios de año, según un informe de la Casa Blanca.

La cifra figura en un informe del presidente Barack Obama enviado al Congreso el miércoles, en el que insiste en que no excedió sus atribuciones al ordenar la acción militar en Libia.

"El costo al 3 de junio de 2011, para el Departamento de Defensa, de las operaciones militares y los esfuerzos de asistencia humanitaria en Libia es de 715,9 millones" de dólares, señala el texto.

CONGRESO PRESENTA DEMANDA CONTRA DECISIÓN

Legisladores estadounidenses desafiaron a Barack Obama ante la justicia, al presentar el miércoles una demanda contra la decisión del presidente estadounidense de participar en el operativo de la OTAN en Libia sin autorización del Congreso.

El recurso, que apunta principalmente al presidente Obama y al Secretario de Defensa, Robert Gates, fue presentado por una decena de congresistas republicanos y demócratas.

El grupo encabezado por el demócrata Dennis Kucinich y el republicano Walter Jones, justificó su decisión aduciendo una violación a la Constitución por parte del mandatario.

"Estamos hoy aquí para anunciar la presentación de una queja ante el tribunal federal sobre la constitucionalidad de la guerra en Libia", afirmó Kucinich durante una conferencia de prensa organizada a la salida del tribunal.

Los demandantes reprochan al presidente haber decidido de forma "unilateral" el envío de tropas estadounidenses a las operaciones iniciadas en marzo en Libia, "sin una declaración de guerra votada por el Congreso", lo que a su juicio constituye una violación constitucional.

La Carta Magna de Estados Unidos otorga al Congreso el derecho de declarar la guerra, pese a que varios presidentes estadounidenses han actuado sin previa autorización legislativa.

¿Qué demonios hacemos en Libia?, se interrogó Jones.

El republicano Tim Johnson, quien también estuvo presente en las afueras del Tribunal, no dudo en afirmar que la guerra en Libia es "clara y absolutamente ilegal".

El congresista Ron Paul, candidato a las primarias republicanas para las elecciones presidenciales de 2012 y fuerte opositor a toda intervención estadounidense en el extranjero, no estaba presente el miércoles sin embargo su nombre aparecía entre los signatarios de la denuncia.

En 1999, una denuncia similar fue presentada por el representante republicano Tom Campbell contra el presidente Bill Clinton sobre la constitucionalidad de las operaciones aéreas en Serbia. La demanda fue rechazada por el tribunal.

Sin embargo, los legisladores que actuaron contra Obama se declararon tranquilos.

En su opinión, Obama no respetó la Resolución de Poderes de Guerra, ley federal de 1973 que señala que el gobierno debe recibir la autorización del Congreso en un plazo de 60 días después de iniciada una operación militar en el exterior.

De igual manera, esta ley estipula que, sin autorización del Congreso, las tropas tienen 90 días para retirarse de un conflicto militar. Este plazo vence el domingo.

El martes, el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, John Boehner, pidió explicaciones en una carta al presidente Barack Obama sobre la operación en Libia.

Boehner advirtió que si Obama prolonga las operaciones militares estadounidenses en Libia sin autorización del Congreso estaría violando la Resolución de Poderes de Guerra.

"Parece que en cinco días la Administración estará violando la Resolución de Poderes de Guerra a menos que pida y reciba la autorización del Congreso o retire todas las tropas y recursos estadounidenses de esa misión" indicó el presidente de la Cámara en su carta.

APR