La Corte Suprema de Perú aprobó el martes el pedido de extradición a Estados Unidos del expresidente Alejandro Toledo, acusado de recibir un millonario soborno de la brasileña Odebrecht, en un escándalo que salpica a otros tres ocupantes del sillón presidencial.

La solicitud, dictada el 19 de febrero por el juez Richard Concepción Carhuancho, fue aprobada unánimemente por los jueces de la Sala Penal del máximo tribunal, dijo una fuente del poder judicial que pidió no ser identificada.

"Sí, (el pedido) ya fue aprobado a nivel de la Corte Suprema. La resolución debe estar saliendo (a difusión) hacia el mediodía" (17:00 GMT), declaró la fuente a la AFP.

Ahora la solicitud será enviada al Consejo de Ministros, que deberá avalarla, antes de ser remitida a Washington, en un proceso que podría tardar semanas.

Toledo, de 71 años, es acusado de "tráfico de influencias, colusión y lavado de activos", por el supuesto soborno de 20 millones de dólares que Odebrecht dice que le entregó.

El objetivo era ganar la licitación pública para construir una carretera que uniría puertos brasileños del Atlántico con puertos peruanos del Pacífico, cruzando la Amazonía. Toledo inauguró la ruta en 2006 junto a su homólogo brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, quien también enfrenta acusaciones de corrupción en su país.

El fallo abre un nuevo capítulo en la saga de un escándalo que ha salpicado también a otros tres ocupantes del sillón presidencial peruano, incluido el actual mandatario Pedro Pablo Kuczynski, quien fue primer ministro y titular de Economía de Toledo.

Caso "jurídico y político"

Antes de conocerse el fallo, uno de los abogados de Toledo, Heriberto Benítez, había dicho que su cliente era "víctima de una persecución política" dirigida por Kuczynski.

"Ha habido intromisiones del gobierno, me parece que ya están decididos a favor de la extradición", dijo Benítez a la AFP.

Hace una semana, el fiscal Abel Salazar había exhortado a la Corte a "que declare procedente la extradición del señor Alejandro Toledo Manrique" por existir "una serie de elementos insoslayables sustentatorios" que justifican este pedido.

El abogado Benítez había anticipado que si la Corte Suprema "lo declara extraditable, pediremos exponer en el Consejo de ministros cuando ahí se sustente la demanda".

En el caso del exmandatario confluyen "lo jurídico y lo político", a través de una presión mediática y una serie de intromisiones del gobierno, como cuando Kuczysnki llamó por teléfono hace un año a su par estadounidense Donald Trump para pedirle que expulsara a Toledo.

No obstante, Benítez expresó su confianza en que la extradición finalmente sea rechazada por Estados Unidos.

"Tal como está formulado el pedido, es un poco difícil que proceda la extradición desde Estados Unidos", afirmó optimista.

Toledo, de origen indígena y formado como economista en Estados Unidos, enarboló las banderas de la lucha contra corrupción y los derechos humanos durante su gobierno. El exgobernante saltó al primer plano el 2000 cuando encabezó las protestas contra el autócrata Alberto Fujimori (1990-2000).

El escándalo Odebrecht 

El juez que dispuso el pedido de extradición también mantiene en prisión preventiva al expresidente Ollanta Humala (2011-2016) por el supuesto aporte de tres millones de dólares de Odebrecht a su campaña electoral.

La empresa brasileña, que ha optado por cooperar con la justicia, reveló que pagó 29 millones de dólares en Perú entre 2005 y 2014 a lo largo de tres gobiernos.

Un tribunal peruano ordenó en febrero congelar las cuentas bancarias en Perú de Toledo.

Un responsable de Odebrecht declaró que Toledo recibió, además, 700,000 dólares para su campaña de 2011. Su abogado lo niega.

También confesó que la empresa constructora dio aportes de campaña en 2006 a Alan García (2006-2011) y en 2011 a Kuczynski y a la líder opositora Keiko Fujimori. Todos ellos lo niegan.

Nació pobre, estudió en EU 

Nacido el 28 de marzo de 1946 en una zona de extrema pobreza de Ancash, a casi 4,000 metros de altitud, Toledo fue pastor de ovejas y ayudó a su madre en el nacimiento de al menos tres de sus 15 hermanos. Aún niño, bajó de los Andes a la costa y se asentó en el puerto norteño de Chimbote, donde vendió caramelos, diarios y lustraba botas.

Desde la escuela pública peruana dio el salto a la Universidad de Stanford, en California, donde se graduó en 1970, para luego obtener un doctorado en Economía y trabajar en el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial.