El Congreso de Estados Unidos aprobó este jueves 4,600 millones de dólares para atender a los migrantes en la frontera con México, y resta que la normativa sea promulgada por el presidente Donald Trump.

La Cámara baja, dominada por la oposición demócrata, aprobó por 305 votos contra 102 la ley que había sido votada en el Senado el miércoles, de mayoría republicana.

La oposición demócrata intentó que el proyecto incluyera protección explícita para los menores migrantes, pero cedieron ante la negativa republicana.

"Al final del día, tenemos que asegurarnos que estén disponibles los recursos necesarios para proteger a los niños", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.