Asunción.- El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, fue destituido por el Congreso este viernes tras un juicio político que se le llevó a cabo en el Senado local por "mal desempeño de sus funciones".

En total 39 de los 43 senadores presentes entendieron que el mandatario es culpable de las acusaciones y quedó automáticamente destituido a las 18H27 local (22H27 GMT), ya que alcanzaron los dos tercios (30 de 45 sin importar las ausencias) que exige la Constitución del país.

Cuatro senadores apoyaron la absolución del mandatario al criticar el expeditivo juicio político como un atentado a la democracia paraguaya.

El actual vicepresidente Federico Franco asumirá la presidencia en una ceremonia que se realizará en la próxima media hora.

En la plaza aledaña al edificio Legislativo los manifestantes recibieron la noticia de la destitución con gritos de "Lugo presidente" y luego abuchearon a los legisladores que procedieron con su destitución.

DESTITUCIÓN DESATA VIOLENCIA

La policía antidisturbios cargó contra partidarios del presidente paraguayo Fernando Lugo en la plaza de Armas frente al Congreso en Asunción después de la noticia sobre su destitución.

La condena del presidente por el Senado fue recibido con indignación y los manifestantes derribaron las vallas del cordón de seguridad, a lo que la policía respondió con el lanzamiento de gases lacrímogenos, mientras sus tanquetas usaban los cañones de agua y la policía a caballo disolvía la concentración.

apr