Pekín. El presidente chino, Xi Jinping, habló por teléfono con la canciller alemana, Angela Merkel, y le dijo que espera que Europa haga "esfuerzos positivos con China", informaron medios públicos chinos, tras las críticas internacionales vertidas contra Pekín por el trato dado a la minoría uigur.

Era la primera vez que Xi hablaba con un líder europeo desde la imposición de sanciones mutuas el mes pasado, a raíz de las supuestas violaciones de derechos humanos cometidas por el gobierno chino en la región de Xinjiang, lo cual crispó las relaciones entre China y la Unión Europea (UE).

"Las relaciones entre China y la UE enfrentan una nueva coyuntura, así como varios desafíos", declaró Xi, citado por la agencia Xinhua, que añadió que el presidente instó a la UE ha llevar a cabo un "juicio correcto de forma independiente".

El presidente añadió que China desea "poner el multilateralismo en práctica" con la UE, y cooperar con el bloque en varios temas, como el cambio climático.

“Fortaleciendo la cooperación entre China y Alemania y entre China y la UE se pueden alcanzar logros significativos”, dijo.

China y la UE finalizaron las negociaciones de un tratado comercial en diciembre, que todavía tiene que ser ratificado por el Parlamento Europeo. Sin embargo, el futuro del acuerdo es incierto, después de que la UE impusiera sus primeras sanciones a China en tres décadas para denunciar la situación de represión que viven los uigures.