Caracas. Funcionarios del gobierno venezolano realizaron esfuerzos desesperados en los últimos días por inspirar calma, ante revelaciones el viernes pasado de que el presidente Hugo Chávez, el carismático líder del país en los últimos 12 años, padece cáncer y ha sido operado en Cuba.

La unidad es lo que se necesita en estos momentos , dijo el vicepresidente Elías Jaua, rodeado por integrantes del gabinete, en un discurso televisado a nivel nacional luego de que el propio Chávez diera a conocer su condición.

La revelación del propio Chávez fue hecha la noche del jueves desde La Habana, informando que los médicos habían extirpado un tumor canceroso. El anuncio generó un acalorado debate en Venezuela sobre las posibles fechas de su retorno; si logrará recuperar su salud para seguir gobernando; pero, sobre todo, si podrá contender de nuevo por la Presidencia el año próximo, como ya lo había anunciado.

En un dramático mensaje, Chávez dijo a sus conciudadanos que los médicos habían llevado a cabo la extracción total de un tumor y que se estaba recuperando. Sin embargo, el Presidente se escuchó altamente emocional en su escueto mensaje de 13 minutos.

Habló sobre Dios, su madre y de los capítulos más oscuros de su vida. A pesar de todo, afirmó que sigue en control del gobierno y que sigue girando instrucciones desde Cuba, donde ha sido acompañado por Fidel Castro.