Montreal. Canadá cerrará sus fronteras a los extranjeros y a quienes no sean residentes permanentes en Canadá, salvo los ciudadanos estadounidenses, informó el primer ministro Justin Trudeau.

Los aviones provenientes de Estados Unidos, de México y del Caribe, podrán continuar volando aunque sólo podrán descender en cuatro aeropuertos: Vancouver, Calgary, Toronto y Montreal.

El mandatario llamó, además, a todos los canadienses a quedarse en su casa para frenar la propagación del coronavirus, que infectó a más de 320 personas en Canadá y dejó cuatro fallecidos.

Interrogado sobre la excepción de la que gozan los vecinos estadounidenses, Trudeau explicó que la medida no los afectaba, debido al fuerte “nivel de integración” de las dos economías y de la “fuerte coordinación” entre Canadá y Estados Unidos.

Las aerolíneas recibirán “una orden formal” de “rechazar a todos los viajeros que presenten síntomas”.