Comandantes regionales de Camboya y Tailandia han llegado a un acuerdo de alto al fuego, luego de siete días de enfrentamientos en una zona fronteriza en disputa que ha dejado al menos 15 muertos y miles de desplazados.

El portavoz del gobierno camboyano, Phay Siphan, señaló desde Phonm Penh, que los comandantes regionales de ambas naciones del sudeste asiático llegaron a un acuerdo tras una reunión de 40 minutos en la frontera.

En el convenio se acordó la reapertura de los puestos de control fronterizos cerrados durante las escaramuzas.

"Después de las discusiones por los altos mandos militares de ambos países, esta mañana hay un acuerdo de alto el fuego ...", comentó por su parte el portavoz del gobierno tailandés Panitan Wattanayagorn.

"Los puestos de control fronterizo volverán a abrir sus puertas y los aldeanos comenzarán a regresar a sus hogares", comentó el vocero desde la capital, Bangkok, reportó el canal de noticias Channel Asia News.

Un portavoz gubernamental camboyano había confirmado desde Phnom Penh que responsables militares de ambos países se reunieron en la mañana de este jueves en el paso fronterizo de Osmach, en la provincia de Oddar Meanchey.

La reunión entre el comandante general Chea Mon, de Camboya, y el teniente general tailandés Thawatchai Samutsakorn duró unos tres cuartos de hora y permitió negociar el alto el fuego inmediato.

Ambos países se han culpado mutuamente por la violencia que se desató en torno a dos templos de la selva impugnada, que ha obligado a decenas de miles de civiles de ambas partes a abandonar sus hogares.

DOCH