Buenos Aires. A ocho días de asumir la vicepresidencia de Argentina, Cristina Kirchner acudió este lunes a los tribunales para declarar en un juicio en su contra por presunta corrupción, que ella denuncia como parte de un plan para “destruir a líderes populares y democráticos”.

Se trata de la primera vez que la exmandataria (2007-2015) habló en su defensa ante el tribunal que la enjuicia como supuesta jefa de una asociación ilícita, acusada de favorecer al empresario Lázaro Báez en el otorgamiento de licitaciones de obras viales en la provincia de Santa Cruz (Patagonia).

Un puñado de simpatizantes la esperó a las puertas de los tribunales con una pancarta que decía “Te abrazamos hasta tu regreso. Gracias Cristina”. También gritaron consignas pidiendo que se televise su intervención.

En esa intervención, Kirchner reprochó el tratamiento recibido en este y en otros casos en los que se la indaga, y especialmente criticó que se haya incluido a sus hijos Máximo y Florencia en una de las causas.

“Impidieron que mis hijos o yo tengamos tarjeta de crédito”, deploró, en referencia al embargo de cuentas bancarias. También denunció lo que llamó “allanamientos cinematográficos” a sus tres domicilios, en otra de las causas, y “escuchas ilegales”.

La sesión duró cuatro horas

Al cabo de la indagatoria, Carlos Beraldi, su abogado principal, reiteró la idea de que el juicio tiene una motivación política y dijo a la prensa que “quienes van a tener que explicar por qué ella está en este juicio son los que la han llevado (ante el tribunal)”.

Horas antes, Kirchner había escrito en Twitter: “En la Argentina, como en el resto de América Latina, la articulación de los medios de comunicación hegemónicos y el aparato judicial con el objetivo de demonizar y destruir a los líderes de los gobiernos populares y democráticos, se ha transformado en un plan sistemático”.

Llamaron la atención algunas de las frases que mencionó la expresidenta.

Las frases de Cristina

— ¿No les parece que tiene impacto que la vicepresidenta de la Argentina está acusada de asociación ilícita, de ser la jefa de una banda? ¿En serio les parece que no?, ¿en serio me lo dicen?, ¿en serio?

— Fue un plan ordenado por el gobierno saliente.

- Te imputan estupideces y ni siquiera te dejan demostrar que son estupideces que otros también cometieron.

-Ni hablar de la persecución a mis hijos, Máximo y Florencia, que cometieron un delito terrible: ser los hijos de Néstor y Cristina Kirchner. Mi hija que fue fotografiada, por supuesto fotomontaje, con cinco millones de dólares como si los hubiéramos robado, sin aclarar, por qué se pasaron buscando el dinero de la ruta del dinero K, en las Islas Caimanes, Seychelles, no en los Panama Papers. (Con información de El Cronista)