John Brennan, nominado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para encabezar la Agencia Central de Inteligencia (CIA) durante su segundo mandato, testificó ayer en su audiencia de confirmación ante el Senado, pero fue interrumpido en varias ocasiones por manifestantes, lo que provocó que la Presidenta del comité llamara a un receso para limpiar la cámara.

Al comparecer ante el Comité Selecto de Inteligencia del Senado, Brennan pronunció un discurso que fue interrumpido por un grupo de manifestantes antiguerra, que fueron escoltados fuera de la sala por los guardias de seguridad. Uno de ellos llevaba un cartel que en el que se leía Detengan los asesinatos de la CIA .

Después de varias interrupciones, la senadora demócrata Dianne Feinstein, que preside el comité, ordenó que se despejara la sala de audiencias.

Brennan, de 57 años, un veterano de 25 años en la CIA que actualmente se desempeña como asesor antiterrorista de Obama, compareció ante el panel después de presentar testimonio escrito en el que defiende los ataques con aviones no tripulados y advierte de las continuas amenazas de Al-Qaeda, los ciberataques y la proliferación nuclear.

Brennan expuso a los senadores que los ataques con aviones no tripulados contra objetivos terroristas cumplen con rigurosos estándares y que no es necesaria una nueva legislación para administrarlos.

En la apertura de la audiencia, Feinstein expuso que era importante asegurar que los ataques con aviones no tripulados se lleven a cabo de una manera consistente con nuestros valores .

Indicó que planeaba pedir información sobre las víctimas civiles de los ataques con aviones no tripulados -una de las críticas más fuertes de los opositores al programa. Brennan alguna vez dijo que no tenía confirmados informes de víctimas civiles; posteriormente, revisó esas observaciones ante los numerosos informes de víctimas, especialmente en Pakistán.

Según la Fundación Nueva América, que rastrea los ataques con aviones no tripulados, el número de víctimas civiles ha disminuido notablemente en Pakistán, sin muertes civiles reportadas este año y sólo cinco el año pasado en 48 ataques, en comparación con la cifra de entre 56 y 64 en 73 ataques durante el 2011. Otros reportes han colocado las cifras más arriba y nuevas críticas sobre muertes de civiles han aumentado en Yemen, donde el número de ataques con aviones no tripulados aumenta rápidamente.

En las respuestas escritas a las preguntas del Comité, Brennan expuso que los ataques con aviones no tripulados se llevan a cabo en plena conformidad con la ley para evitar ataques terroristas contra Estados Unidos y salvar vidas estadounidenses.