Ciudad de México. El momento soñado por el presidente López Obrador en materia de seguridad con Estados Unidos se hizo posible el pasado viernes: "Adiós al Plan Mérida, Bienvenido Entendimiento Bicentenario", destacó el canciller Marcelo Ebrard en el marco del Diálogo de Alto Nivel de Seguridad.

“El Gobierno del presidente López Obrador gana que se cambie el nombre; para ellos es importante sacudirse esa mácula política, y para los estadounidenses no era mayor problema”, comenta Gerardo Rodríguez, especialista en temas de seguridad y director del Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política de la UDLAP.

La visita a México de Antony Blinken, Alejandro Mayorkas y Merrick Garland tenía como propósito el lanzamiento de Entendimiento Bicentenario, pero sobre todo, reanimar la relación bilateral.

"Después de 13 años de la Iniciativa Mérida, es hora de un nuevo enfoque integral para nuestra cooperación en seguridad", destacó el secretario de Estado, Antony Blinken al iniciar el diálogo.

Gerardo Rodríguez matiza: “México gana en recuperar la relación más importante, a México no le conviene cerrar los canales de comunicación con Estados Unidos. Las secretarías que tienen agendas muy intensas de seguridad con Estados Unidos necesitan también, para cumplir con sus misiones,  recuperar esta relación que fue enfriada desde la Presidencia y desde la Secretaría de Relaciones Exteriores”.

En una declaración conjunta de los Gobiernos de Estados Unidos y México, destacan que juntos “deben y desean enfrentar los desafíos de seguridad” luego de que han sufrido  “los efectos de la adicción de sustancias, la violencia con armas de fuego, las drogas ilegales, las armas, la trata y el contrabando de personas".

El nuevo enfoque, destaca la declaración, será “moderno de salud pública y desarrollo”, elementos que el presidente López Obrador deseaba integrar al nuevo mecanismo que seguirá tomando los programas exitosos de la Iniciativa Mérida.

“Es un acuerdo de buena voluntad, permite liberar recursos que están por ejercerse y por aprobarse en el Congreso de los Estados Unidos, y el gobierno de Joe Biden sabe que echar eso por la borda le complicaría mucho también la cooperación con los legisladores demócratas y republicanos en el Congreso”, opinó el académico de la Universidad de las Américas Puebla.

Agentes de la DEA

El embajador Ken Salazar aseguró en conferencia de prensa que los recursos de Estados Unidos destinados para la extinta Iniciativa Mérida seguirán fluyendo hacia México de una manera más eficiente a través del nuevo Entendimiento Bicentenario.

El diplomático estadounidense precisó que se analizará hacia donde será la canalización de los fondos pues habrá mayor coordinación entre los dos países.

También destacó que el gobierno estadounidense pidió a México que permita a sus agentes operar en el territorio, entre ellos los de la Administración de Control de Drogas (DEA, por su siglas en inglés).

“Estamos trabajando con el gobierno para tener la oportunidad de traer de nuevo agentes, incluidos los de la DEA, pero lo haremos de una manera en la que estamos asociados”.