Miles de migrantes corren ahora más peligro luego de que varios gobiernos de la Unión Europea adoptaron medidas para frenar la llegada de migrantes, pues crearon más negocio para los traficantes humanos, denunció el martes la organización Médicos Sin Fronteras.

NOTICIA: Al menos, 22 muertos en naufragio en el mar Egeo

El cierre de fronteras y el endurecimiento de las políticas hicieron que la gente que busca refugio o empleo tome vías más peligrosas para llegar a Europa, agregó el grupo en un informe.

"Las políticas de disuasión, junto con la respuesta caótica a las necesidades humanitarias de quienes huyen, empeoraron activamente las condiciones de miles de hombres, mujeres y niños vulnerables", dijo el responsable de operaciones de MSF, Brice de le Vingne.

NOTICIA: Reclaman a la UE sus pocos resultados en crisis migratoria

El grupo instó a la UE a crear más vías legales para llegar a Europa y a permitir que se realicen solicitudes de asilo en la frontera terrestre entre Turquía y Grecia.

Más de un millón de migrantes llegaron a la UE el año pasado, aunque no siempre han sido bienvenidos.

La policía holandesa anunció el martes la detención de tres manifestantes durante una protesta la noche anterior contra los planes de una localidad de construir un centro para solicitantes de asilo.

Policías antimotines despejaron una plaza en el centro de Heesch luego de que manifestantes arrojaron huevos y petardos a los agentes. No se reportaron heridos, agregó la policía.

Los manifestantes protestaban por los planes, no aprobados oficialmente, de construir un centro para 500 solicitantes de asilo en Heesch, un pueblo de unos 13.000 habitantes a 100 kilómetros (62 millas) al sureste de Ámsterdam. La semana pasada, alguien colgó el cadáver de un cerdo de un árbol en el sitio propuesto para el edificio.

Mientras tanto, el director de migración de la Unión Europea dijo que los llamados "centros de acogida" deberían estar operando en Grecia e Italia antes de un mes, a fin de mejorar el flujo de los migrantes al bloque y realizarles prontos chequeos de seguridad.

NOTICIA: Cuatro preguntas para comprender crisis de migrantes en Europa

La intención de los centros de acogida es registrar a los recién llegados, tomarles huellas digitales y otros datos y hacer revisiones de antecedentes. Quienes no tengan oportunidad de recibir asilo serán devueltos rápidamente a sus países, mientras que el resto se distribuirá más equitativamente entre las naciones de Europa.

El comisionado de migración Dimitris Avramopoulus, citado el martes por el diario alemán Sueddeutsche Zeitung, dijo que no anticipa un fin inmediato al flujo de solicitantes de asilo y que es indispensable que los centros de acogida funcionen rápidamente.

rarl