Jerusalén.- Un carro bomba explotó este jueves cerca de una escuela en la provincia de Hama, en el centro de Siria, dejando un saldo de 18 muertos, incluidos niños y mujeres, así como decenas de heridos y diversos daños materiales, informaron activistas sirios.

El atentado ocurrió en la localidad de Al-Kafat, bajo control del régimen sirio, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que teme que la cifra de muertos se eleve debido a la gravedad de algunas de las personas heridas.

Entre las víctimas mortales se encontraban miembros de los comités de defensa, una milicia gubernamental siria, así como civiles sunitas, ismaelitas y alauitas, que siguen diferentes ramas del Islam chiíta, según el OSDH, citado por medios árabes.

El presidente sirio, Bashar al-Assad y muchos de su círculo más cercano son de la comunidad alauita, mientras la mayoría de la población en Siria es sunita.

Hasta el momento nadie ha reivindicado el atentado, sin embargo la mayoría de anteriores ataques con coche bomba han sido cometidos por los yihadistas del Frente Al Nusra y el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).

Apenas, el miércoles, el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), grupo extremista sunita vinculado a Al Qaeda y con presencia en Siria, amenazó con aplastar a las facciones rebeldes sirias y acabar con "la conspiración" en su contra, en una clara declaración de guerra.

Desde el pasado 3 de diciembre, el Estado Islámico de Irak y el Levante libra cruentos enfrentamientos con facciones rebeldes sirias en varias provincias del norte de Siria, en unos combates que han dejado casi 400 muertos y cientos de heridos, según el OSDH.

Estos hechos se producen a casi dos semanas de la Conferencia Internacional de paz para Siria, llamada Ginebra-2, para buscar una solución al conflicto sirio, que ha dejado más de 130,000 muertos desde marzo de 2011.

El secretario estadunidense de Estado, John Kerry, y el canciller ruso, Serguei Lavrov, se reunirán el próximo lunes en París para ultimar los detalles de la Conferencia de Ginebra-2, entre ellos la posible participación de Irán.

"Esa reunión se centrará en garantizar que ambas partes (el régimen sirio y la oposición) estén en la mesa en la Conferencia, prevista para el próximo 22 de enero en la ciudad suiza de Montreux", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

La opositora Coalición Nacional Siria, principal alianza de la oposición, había amenazado con no acudir a la conferencia si el régimen no cesaba los bombardeos indiscriminados con barriles de explosivos, especialmente en Alepo, en el norte del país.

mac