Siete insurgentes islamistas murieron el lunes por disparos de un avión teledirigido estadounidense en el noroeste de Pakistán en donde aviones teleguiados de la CIA tienen como objetivo regularmente a Al Qaida y los talibanes, indicaron responsables militares paquistaníes.

Este es el octavo ataque de estos aparatos estadounidenses desde la muerte, hace tres semanas, de Osama Bin Laden en una operación comando de Estados Unidos en el norte de Pakistán y cuando Islamabad exige de su aliado, en vano, que cese lo que considera como violaciones de su soberanía.

"Un avión teledirigido disparó dos misiles contra un vehículo, sus siete ocupantes, insurgentes islamistas, murieron" en Mir Alí, segunda ciudad del distrito tribal de Waziristán del Norte, bastión de los talibanes aliado a Al Qaida y base de retaguardia de los talibanes afganos, indicó a la AFP un alto responsable militar paquistaní que pidió el anonimato.

Un oficial de los servicios de inteligencia confirmó el ataque y el balance.

DOCH